En los años 60, Renfe adquiere una gran cantidad de coches metálicos de la serie 8000, un modelo de origen alemán que destaca por su gran longitud, su velocidad apta para 120 Km/h y en general por su gran confort para el viajero.

Estos coches dieron un gran resultado en la red ferroviaria española durante más de veinte años y modelos similares también triunfaron en el resto de Europa.

La idea era utilizarlos para los trenes expresos, la mayoría nocturnos, aunque también realizaban servicio durante el día, todo ello, permitió retirar del servicio a finales de los años 60 a la mayoría de los coches de viajeros de madera, muy viejos y peligrosos en caso de accidente.

Los coches de viajeros de la serie 12000 de Renfe

Desde 1987, una gran parte de los coches de la serie 8000 son transformados en los talleres de Renfe en Málaga.

Esta transformación consiste en un cambio total del interior, una mejora mecánica en general y un nuevo esquema de pintura exterior en colores crema, denominada decoración "estrella", además de la instalación de aire acondicionado.

La idea de Renfe era disponer de coches de viajeros lo más parecidos a los coches de la serie 10000, y que todo el parque de coches de viajeros tuviera una buena climatización.

Ya por aquella época, desaparece la denominación "expreso" para los trenes nocturnos y pasan todos los trenes de esta categoría a llamarse "Estrella".

No todos los coches 8000 que fueron transformados pasaron a denominarse 12000, de esta gran obra de taller surgieron las series (entre otras) 11600 de literas y los coches de pasillo central 16200 inicialmente destinados a la unidad de negocio de "Regionales".

Características técnicas de los coches de viajeros 12000

  • Años de transformación: 1987 – 1991 (primeros lotes)
  • Transformación realizada por: Talleres de Renfe en Málaga.
  • Distancia entre topes: 26.400mm
  • Tara: 43/46 t
  • Velocidad máxima: 120 Km/h
  • Plazas sentadas: 60 (primera clase), 96 (segunda clase)
  • Bogies: Minden Deutz

Servicios ferroviarios realizados en Renfe

Estos coches se utilizaron en todos los trenes con material convencional, tanto en los "Estrella" nocturnos, como en los "Rápidos" diurnos, funcionaron en toda la red y se les pudo ver por toda España.

A principios de los años 90, Renfe disponía de un parque de coches de viajeros realmente bueno, todos ellos climatizados y realmente cómodos para los viajeros, por lo tanto la modernización de los antiguos coches 8000 fue un éxito.

El Parque de los coches de viajeros 12000 en Renfe

Actualmente toda esta serie está dada de baja, pero todavía queda funcionando o en reserva algún derivado de la serie 8000, también hay que tener en cuenta que algunos coches fueron luego reformados o cambiados de categoría.

A principios de la década de los 90, el parque era el siguiente:

  • A10 12001 a 12003, todos de primera clase, a modo de prototipo.
  • A10x 12001 a 12151, todos de primera clase.
  • A12tv 12001 a 12010, primera clase con pasillo central.
  • B12 12201 a 12243, de segunda clase.
  • B12x 12301 a 12380, de segunda clase.
  • BC10 12601 a 12603, literas (prototipos)
  • BC10x 12604 a 12668, literas (serie larga)
  • R12 12901 a 12908, coches restaurantes.
  • BR6x 12801 a 12810, coches mixtos con departamentos de segunda clase y cafetería.
  • AR5x 12851 a 12855, coches mixtos con departamentos de primera y cafetería.

Gran transformación en los coches de viajeros de Renfe

A finales de los años 80, el balance del parque de coches de viajeros era claro, la serie 5000 y 6000 quedaba dada de baja, los 8000 empiezan a transformarse y comparten trenes de calidad con los coches de viajeros de gran calidad y aptos para 160 Km, de las series 9000 y 10000.

La serie 12000, realmente era un complemento a la serie 9000 y 10000, generalmente iban en trenes de menor categoría que los anteriores.

En la década de los 90, Renfe le "coge manía" al material convencional, y empieza a eliminarlo progresivamente, ello hace que los coches de viajeros tengan un mantenimiento deficiente por abandono.

Muchos fueron desguazados, pero muchos otros fueron vendidos al extranjero, de hecho hubo una venta masiva a los ferrocarriles Iraníes de coches 8000 y derivados.

Muchos ferroviarios y amantes al ferrocarril, echan de menos los coches de viajeros, un material muy estable, cómodo y estético.