El último estado fue California en el mes de septiembre de este año. Antes fueron Nevada y Florida. Ahora parece que Washington sería el cuarto estado en autorizar el automóvil con piloto automático que Google ha llevado por EE.UU. por más de 300.000 millas. El vehículo ha circulado por las calles de la capital del país y parece que ya tendría el visto bueno de las autoridades.

El avance tecnológico es notable aunque todavía se enmarca en todos los casos en una conducción a prueba, tal como autorizan las leyes de los estados mencionados - salvo Nevada que ya los autorizó en tráfico real -.

Algunos estados han otorgado plazos para que se vaya generando la regulación necesaria y las adaptaciones que correspondan, para que en 2015 - el caso del Estado de California -, los coches ya estén circulando normalmente.

En qué consiste un choche sin conductor

Los coches autónomos o "self driving car" de Google son automóviles convencionales modificados a los que se les ha incorporado un sistema creado por personal del gigante de los megabuscadores de Internet y que consiste en rayos láser, cámaras de vídeo y sensores de radar, junto con una base de datos con la información surgida de los otros automóviles conducidos manualmente, con el objetivo de circular sin necesidad de chófer.

Ventajas del automóvil con piloto automático

Esta tecnología, pionera en la materia, permite varios beneficios notables, que de hacerse comunes para la mayoría de los automóviles - y porqué no todos -, sería el final de varios de los grandes problemas de seguridad vial que aquejan las rutas y ciudades.

Entre estas ventajas se destacan:

  • Evitar los atascos, porque al circular a una distancia menor de los otros vehículos tenderá a no generar detenciones.
  • Eficiencia en el uso de combustible, por la circulación regularizada.
  • Reducir la contaminación, por el consumo adecuado que el sistema dispondría.
  • Permitir la conducción de personas con discapacidad que hoy no pueden manejar, por ejemplo ciegos o discapacitados motores.
  • Mejorar en general la seguridad vial.
Un caso que parece trivial pero no lo es, es el del conductor que toma unas copas de más y que podría evitar conducir, de contar con este sistema.

Expectativas para el futuro con los autos sin conductor

En este momento hay 8 automóviles con las adaptaciones del sistema (6 Toyota, un Audi y un Lexus); varias automotrices están negociando con Google para incorporar los dispositivos.

Los inventores son optimistas y creen que para dentro de pocos años, estos vehículos serán más habituales, aunque convienen en que primero causará impresión no ver a un conductor en el habitáculo.

Sin embargo otros expertos creen que será difícil que en poco tiempo haya una aceptación a la innovación, que para que se haga común llevará muchos años.

Un vehículo autónomo en España

España ya ha realizado recorridos a prueba de estos vehículos, entre los que se destaca el caso de "Platero", el prototipo - un Citroën C3 - que en el mes de junio de 2012 viajó desde el Escorial hasta el Centro de Automática y Robótica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CISC) a 60 kilómetros por hora merced a un sistema de posicionamiento muy preciso, en el marco del Programa Autopía.

También se destaca el caso de un Volvo con autonomía que estuvo hace pocos meses a prueba en las rutas de Cataluña.

También han surgido observaciones, entre ellas la más sensata proviene del Director de Ideas del Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial, quien ha manifestado sus reparos respecto de la seguridad de los sistemas autónomos en la toma de decisiones: "Tienen que tener la inteligencia suficiente para resolver incertidumbres como lo haría una persona. Sobre todo decidir cuándo tiene que parar”.

En el caso de "Platero", la responsable del proyecto, Teresa De Pedro, es más optimista: "Dentro de poco se podrá ver este coche por la ciudad."