Cloranfenicol es un antibiótico de amplio espectro, demostrando una gran efectividad antibacteriana contra buena parte de los organismos gran positivos y gran negativos tanto aerobios como anaerobios. Su eficacia se cuantifica en torno al 94% de los patógenos oculares. El cloranfenicol pertenece al grupo de los anfenicoles, siendo aislado por vez primera a partir de la bacteria Streptomyces venezuelae. En la actualidad se produce de forma sintética.

Usos, presentación y empleo del cloranfenicol

Cloranfenicol es un antibiótico que se emplea en el tratamiento de las infecciones externas del ojo, como la conjuntivitis, la blefaritis, queratitis u otras. También se utiliza como medida profiláctica previa a la cirugía, así como en los postoperatorios. Igualmente eficaz se ha mostrado en infecciones como la meningitis, la gangrena gaseosa, la fiebre tifoidea, la septicemia, la sinusitis o infecciones abdominales u óseas.

El cloranfenicol se presenta en preparaciones oftálmicas que se aplican como los colirios o bien en forma de pomadas para las infecciones oculares. También se pueden encontrar gotas óticas para las infecciones del oído. Otras presentaciones son los ungüentos, pomadas, inyectados o soluciones de uso tópico, así como otros preparados para ser tomados por vía oral, como suspensiones o cápsulas.

Dosis y aplicaciones del cloranfenicol oftálmico y ótico

Como normal general y aplicable a la mayoría de medicamentos, no es conveniente dejar pasar ninguna dosis, aunque en caso de olvido no se debe tomar una dosis doble. Se debe terminar el tratamiento completo que se ha prescrito, aún cuando uno ya se sienta mejor.

Cuando se trata de cloranfenicol ingerido por vía oral, la recomendación es tomarlo 1 horas antes o 2 horas después de las comidas acompañado de un vaso de agua.

Al emplear el cloranfenicol oftálmico, bien sea colirio o ungüento, en primer lugar debe observarse una limpieza escrupulosa de las manos. Una vez aplicado el medicamento hay que mantener cerrados los ojos y presionar ligeramente con el dedo para que entre en contacto con la infección. Lo habitual es tomarlo de 3 a 5 veces por día durante un periodo que oscila entre los 7 y los 10 días. En cualquier caso siempre es el médico quien debe valorarlo.

Por lo que respecta al cloranfenicol ótico, una vez recostado, se procede a inclinar la cabeza y tirar suavemente del lóbulo de la oreja hacia arriba y hacia atrás. En el caso de los niños se debe tirar hacia atrás y hacia abajo. Acto seguido se aplica el cloranfenicol dentro del canal del oído, manteniendo la misma posición durante 1 o 2 minutos a fin de que el medicamento entre en contacto con la infección. Es aconsejable que después se aplique un algodón en la oreja para impedir que el medicamento pueda escaparse al exterior.

Cloranfenicol en caso de embarazo y lactancia

Cabe señalar que el uso de cloranfenicol puede aumentar las posibilidades de quedar embarazada cuando se están tomando anticonceptivos orales.

En el caso de estar embarazada, la utilización del cloranfenicol solo se contempla en aquellos casos donde las ventajas son mucho mayores que los posibles riesgos, o bien porque no existe otra alternativa más segura. Tampoco es aconsejable tomar este medicamento durante el periodo de lactancia.

Efectos secundarios y contraindicaciones del cloranfenicol

Debe emplearse con sumo cuidado, ya que la toxicidad del cloranfenicol puede tener efectos muy indeseables. Cuando el tratamiento se prolonga por espacio de más de una semana existe el riesgo de que aparezca anemia, leucopenia o trombocitopenia. También pueden aparecer otros efectos secundarios como alteraciones sanguíneas, oculares, neurológicas, inmunológicas, digestivas o psicológicas. Aunque estos efectos suelen remitir en poco tiempo y no revestir gravedad, cuando aparecen hemorragias de cierta intensidad, cansancio o problemas oculares se debe suspender de inmediato el tratamiento.

Otros aspectos que deben tenerse en cuenta es la posibilidad de que el cloranfenicol, cuando se trata de pacientes con diabetes, pueda falsear los resultados de algunos análisis de azúcar en la orina. No es aconsejable, por otra parte, efectuar tratamientos dentales mientras se esté tomando el cloranfenicol, así como tener un cuidado especial con el cepillo de dientes y demás utensilios de higiene bucal a fin de evitar el sangrado de las encías.

Podéis seguir mis artículos en Twitter.