Si algo quedó claro después de las trifulcas entre jugadores del Barcelona y Real Madrid, y la siguiente "tangana" (a una por partido van) con lo chilenos en las postrimerías del amistoso del pasado viernes, es que la mente más preclara y la voz que más coherencia trasmite en el seno de la roja, son ambas, las de Vicente del Bosque, que dejó patente su descontento por la actitud de sus pupilos al término del amistoso, más allá de la unión que mostraron en aquel momento.

Broncas varias aparte, el seleccionador nacional auguraba cambios, al menos uno por línea, con respecto al último partido para medirse ante el colista del grupo de clasificación para la Eurocopa en Las Gaunas, partido que cerraba el año, al menos en cuanto a lo que se refiere a la fase clasificatoria, al tiempo que preveía una Liechtenstein encerrada en su campo y a expensas del juego de España, que habría de apelar al talento de sus hombres más avanzados para abrir la lata, y de paso clasificar definitivamente a la selección para la próxima cita europea

Alineaciones de inicio de ambas selecciones

España: Casillas, Ramos, Albiol, Arbeloa, Busquets, Alonso, Xavi, Iniesta, Mata, Negredo, Villa.

Liechtenstein: Jehle; Ritzberger, Martin Stocklasa, Michael Stocklasa, Rechesteiner, Buchel, Weiser, Beck, Frick, Burgmeier y Hasler.

España-Liechtenstein. Primera mitad con goles y buen juego

La actualidad deportiva pasaba por La Rioja, comunidad que recibía a los ciclistas supervivientes de la Vuelta a España en Haro, el mismo día que "la roja" y los centroeuropeos se medían, y aquella decía que las novedades eran Mata y Arbeloa, retrasando a Busquets al lateral defensivo.

Con o sin cambios, Las Gaunas recibieron a lo grande a la "sele", al ritmo de batucadas callejeras y un extraordinario colorido en el bonito feudo logroñés, y la cosa funcionó, porque España empezó con un dominio absoluto sobre la débil selección que tenía enfrente, sin apenas dar opciones de tocar balón al rival, pero sus jugadas morían en la frontal "liechtensteiniana", a pesar del buen toque español.

Con más o menos acierto, todos los hombres atacantes de la roja lo intentaban, pero Negredo fue quien más se acercó marcando un bonito tanto que fue injustamente anulado por fuera de juego, y posteriormente fusilando a Jehle tras un milimétrico pase de Xavi pasada la media hora de encuentro. Se había encontrado el camino y lo demás se suponía muy fácil, como lo fue la jugada made in spain del segundo, en una triangulación entre Iniesta, Villa que pasó de tacón y Negredo que marcó su segundo gol de la noche. Antes del descanso Xavi se apuntaba a la fiesta de libre directo y el público de Las Gaunas se frotaba las manos intuyendo una goleada de escándalo.

Segunda parte en Logroño

Así las cosas, Del Bosque debió pensar que era un partido para dar descanso a sus hombres más importantes: Xavi se quedó en el vestuario y Fábregas entró en la reanudación, pero daba lo mismo quien ocupase plaza sobre el césped porque la tónica fue la misma, con el inapelable ataque de España, la ineficacia del rival, y gol de Ramos nada más empezar para avisar de lo que podía venir. El mismo Ramos dejaba su lugar para dar paso a Thiago, que certificaba su pertenencia sin vuelta atrás a la selección española.

A todo esto, faltaba la aportación del Guaje, que llegó tras una internada de Mata. Eran 5 los goles y todavía quedaba un mundo para Liechtenstein cuando el respetable riojano aclamaba la entrada de Llorente, en lo que suponía el tercer y último cambio español. A partir de ahí, España se dedicó a gustarse, con jugadas que buscaban el preciosismo: triangulaciones de tacón, pases de vaselina... y a intentar que, o bien Llorente marcase o que Villa lograse el hat trick, que al final se quedó en doblete al lograr el sexto de la noche tras una jugada a balón parado.

Buenas sensaciones y clasificación

Así pues, España logró el objetivo con una goleada que aparenta más de lo que es, a causa de la tremenda debilidad del rival, pero que sirve de bálsamo para las recientes malas sensaciones entre algunos jugadores de la selección. Ahora, a esperar la Eurocopa de Ucrania y Polonia.