La primera distinción que se puede hacer es la que diferencia los nombres comunes como padre, país o mesa de los nombres propios como María, Portugal o Ferrari. Los sustantivos comunes son las palabras que sirven para clasificar, para indicar la pertenencia de un individuo a una clase y responden a la pregunta ¿Qué es? Los nombres propios sirven para distinguir un individuo de los demás de una misma clase y responden a la pregunta ¿Cómo se llama?

Clasificación de los sustantivos comunes

  • Nombres contables y no contables
Los sustantivos no contables designan cosas cuya naturaleza no cambia aunque se dividan (agua, arena, oro); mientras que los contables designan cosas que si se dividen dejan de ser lo que son (banana, botella, libro).

  • Nombres individuales y sustantivos colectivos
La mayor parte de los sustantivos en singular son nombres individuales, es decir, sustantivos como árbol que hacen referencia a una única entidad. Hay algunos sustantivos como arboleda, que en singular implican una noción de multiplicidad ya que designan un conjunto de individuos de la misma clase: son los sustantivos colectivos.

  • Sustantivos concretos y abstractos
Los nombres concretos son los que se refieren a realidades materiales, con existencia objetiva, que pueden ser percibidas por los sentidos; mientras que los abstractos designan realidades inmateriales, que pueden percibirse solo por el intelecto. Son sustantivos concretos pan, pez y lluvia y abstractos suerte, celos y simpatía.

  • Sustantivos eventivos
A veces se consideran abstractos sustantivos como partido, batalla o reunión. En realidad estos sustantivos son un tipo de sustantivos individuales contables que se caracterizan por designar acontecimientos, en lugar de objetos físicos. Los sustantivos eventivos pueden ser sujetos de verbos como empezar, iniciar, acabar y ser término de la preposición durante, a diferencia de los sustantivos que designan objetos:

¿Sabes a qué hora empieza la película?

Permaneció en silencio durante toda la reunión.

Una diferencia fundamental entre los sustantivos eventivos y los sustantivos que designan entidades materiales es que los primeros se localizan en el espacio con el verbo ser y los segundos con el verbo estar:

La fiesta es en el jardín.

El gato está en el jardín.

Clasificación de los nombres propios

  • Nombres de persona o antropónimos:
Nombres de pila: Fabián, Carla.

Apellidos: Rodríguez, Pérez.

Hipocorísticos: Lola, Concha, Paco.

Sobrenombres y apodos: La Faraona, El Sabio.

  • Nombres de lugares o topónimos, como los nombres de los continentes (América, Europa), países (Suiza, Italia), ciudades (Sevilla, Milán), cordilleras, montañas y volcanes (los Pirineos, el Aconcagua, el Etna), ríos (Tíber, Po), islas (Mallorca, Sicilia), mares y océanos (Mediterráneo, Pacífico), etc.
  • Nombres de instituciones, asociaciones, organizaciones, equipos y marcas: la Universidad Complutense, las Naciones Unidas, el Real Madrid. Los nombres de instituciones muchas veces adoptan la forma de siglas y acrónimos: la ONU, la OMS, el PD.