La Transición es un movimiento cultural ocupado en convertir la sociedad moderna industrializada en un nuevo modelo sostenible, no dependiente del petróleo y caracterizado por un alto nivel de resiliencia.

Las ciudades de transición pretenden recuperar el sentido crítico y de colaboración entre los habitantes, compartiendo paneles solares y huertos ecológicos. No a los autos, al plástico y a los aviones; sí al cultivo natural de verduras y al pan casero.

Cómo nace el proyecto de las ciudades de transición

El concepto de transición nace de un trabajo de Rob Hopkins, docente universitario y fundador del movimiento de Transición, y de los estudiantes del Kinsale Further Education College de Irlanda.

El Energy Descent Action Plan es un proyecto estratégico que explica cómo una pequeña ciudad podría organizarse si el petróleo no fuera económico y disponible. Louise Rooney, uno de los alumnos de Hopkins, decide poner en práctica la idea y se la propone al Consejo comunal de Kinsale.

Parecía imposible, pero el plan convence a todos y hoy la ciudad tiene su propia independencia energética. Las bases del movimiento son olvidarse de los picos de petróleo, aprender el concepto de resiliencia y minimizar los efectos del calentamiento global.

Qué es el pico de petróleo

En concepto fue teorizado por King Hubbert en 1956. Se llega al pico de petróleo en el momento en que se alcanza la máxima capacidad de extracción de los yacimientos disponibles en el mundo. Una vez alcanzado el pico, la producción entra en una fase de declino progresivo y definitivo, lo que significa el fin de la disponibilidad de petróleo a bajo precio. En las sociedades industrializadas y muy dependientes del petróleo, alcanzar el pico sin una adecuada preparación, podría llevar a una crisis energética global y del sistema económico.

Concepto de resiliencia

En ecología, la resiliencia es la capacidad de un ecosistema de autorrecuperarse después de un daño, utilizando elementos ya existentes.

En el movimiento de Transición, la resiliencia es la capacidad de una comunidad de afrontar las dificultades y los cambios derivados de alcanzar el pico de petróleo (reducción de la disponibilidad energética, problemas económicos y financieros, dificultad para procurarse alimentos) sin sufrir traumas o degeneraciones.

Calentamiento global

La teoría del calentamiento global revela un aumento progresivo de la temperatura media del planeta, fenómeno atribuido a las emisiones, por parte del hombre, de los gases de efecto invernadero. Dichas emisiones son consecuencia de actividades humanas como procesos industriales, motores a combustión, producción de energía a partir de fuentes fósiles.

El dióxido de carbono es considerado el mayor responsable de las variaciones de temperaturas que se están experimentando. Para combatir el calentamiento global se deberían reducir todos los procesos que liberan anhídrido carbónico en la atmósfera y aumentar los que lo sustraen (forestación).

El movimiento de las ciudades de transición

El objetivo es que las ciudades reduzcan el gasto energético, aumenten la producción de recursos locales y sean autosuficientes. Así, al ser más autosuficientes, la población podrá resistir y recuperarse de cualquier crisis energética, económica o alimentaria.

El proyecto crea un sentido de comunidad y pertenencia, en donde nadie manda. El primer resultado es más social que ecológico: personas vecinas en el espacio, pero distantes en la vida, comienzan a descubrirse, a compartir y a luchar por un mismo objetivo.

En la comunidad se enseña a cultivar el huerto, a quemar leña en la forma menos dañina para el ambiente, a hacer pan y a cocinar solo con productos estacionales y locales.

En el 2003 comenzó la transición en Kinsale, en el 2006 en Totnes, Gran Bretaña y hoy son más de 50 las comunidades reconocidas en el Reino Unido, Irlanda, Australia y Nueva Zelanda.