El estudio brinda la oportunidad a los seres humanos de superarse, de adquirir información, herramientas para el trabajo y la posibilidad de crear conocimiento nuevo. México se precia de tener la universidad más antigua del continente americano, de la cual han surgido innumerables profesionistas.

Sus investigaciones han contribuido al desarrollo del país. Su historia no está exenta de altibajos e inclusive en ciertos momentos se decretó su desaparición, sin embargo ha resurgido para ser un importante baluarte de la cultura mexicana.

La primera universidad de América

El 21 de enero de 1553 se inauguró la Universidad, primero en lo que fuera la casa de Alonso de Ávila hasta 1589 en que se trasladó a las calle de Seminario y Moneda, en los terrenos que eran propiedad de Catalina Montejo y Juan Martínez. Claudio Arciniega construyó el primer edificio de la universidad.

Fue la primera universidad que existió en América, recibió el título de Real y Pontificia Universidad. Tuvo distinguidos profesores como Alonso de la Veracruz. Se impartía filosofía, teología, lenguas indígenas, etc. En el AGN se han conservado una serie de tesis de alumnos que las presentaron en esta etapa de la historia.

Declive y resurgimiento de la universidad

Fue cerrada en varias ocasiones la universidad, durante los gobiernos liberales de Valentín Gómez Farías y de Benito Juárez, éste último para subsanar el vacío abrió la Biblioteca Nacional, en lo que fuera el templo de San Agustín de la ciudad de México. Será hasta la época de don Porfirio Díaz y de su secretario de instrucción pública Justo Sierra cuando abrieron sus puertas otra vez la Universidad Nacional, en 1910, como parte de los festejos del “Centenario”.

Desde 1928 se empezó a pensar en la posibilidad de reubicar a la universidad, ya que el antiguo barrio universitario, ya resultaba insuficiente para albergar a todos sus estudiantes. En su tesis Alfonso M. Campos y Marcial Gutiérrez propusieron como un lugar factible Huipulco; además de que fueron los primeros en darle el nombre de Ciudad Universitaria. En 1929 siendo presidente Emilio Portes Gil alcanzó la universidad su autonomía, desde entonces se le conoce como la UNAM.

La construcción de Ciudad Universitaria

El proyecto de trasladar a la universidad a otro lugar tuvo que esperar varios años, por diversas problemáticas hasta que el 16 de abril de 1946 se publicó en el Diario Oficial, la ley sobre la fundación de Ciudad Universitaria; a finales del mismo año se publicó la convocatoria para el concurso nacional, el proyecto ganador fue de Mario Pani y Enrique del Moral, quienes se inspiraron en la ideología nacionalista y siguieron las recomendaciones de la Carta de Venecia. Siendo presidente de México, Miguel Alemán Valdés se colocó la primera piedra de la Torre de Ciencias, el 5 de junio de 1950. Se inauguró solemnemente el 20 de noviembre de 1952. Algún tiempo existió una escultura de Miguel Alemán. Se llevó una inversión de 150 millones de pesos, durante 28 meses de trabajo en el que participaron 150 arquitectos y 10 mil trabajadores.

La ubicación de la UNAM en Coyoacán atrajo a otras instituciones educativas y librerías. El presidente Adolfo Ruiz Cortines firmó el acta que inauguraba los cursos de educación superior en CU, el 22 de marzo de 1954. Fue declarada patrimonio cultural de la humanidad, por la UNESCO, tanto por su valiosa arquitectura como por su simbolismo y contribución al saber, ha sido considerada en varias ocasiones como la mejor universidad de América Latina.

Sitios de interés de Ciudad Universitaria

La UNAM se precia por tener en diferentes recintos varias expresiones del muralismo como en la torre de rectoría está una pintura mural de David Alfaro Siqueiros. En Biblioteca Central de Rectoría se encuentran los murales de Juan O´Gorman sobre las teorías de Tolomeo y Copérnico; además de representar la historia de los grupos indígenas. En el Estadio Olímpico 1968, hay un mural escultopictórico de Diego Rivera. En el auditorio de ciencias está el mural de José Chávez Morado y en la Escuela de Medicina el de Francisco Eppens. Sobresale también el Centro Cultural Universitario con sus teatros, cines, la Biblioteca Nacional, la Hemeroteca Nacional y la Sala de Conciertos Nezahualcoyotl.

Existen varias facultades entre las que destacan las de: derecho, economía, medicina, arquitectura, psicología, filosofía y letras. Los Institutos de Investigaciones: Estéticas, Históricas, Filológicas, Sociales, Jurídicas, etc. Todos poseen importantes bibliotecas, especializadas en su ramo como la del Instituto de Geografía. CU cuenta con museos como: MUCA y Universum, éste último trata de mostrar que la ciencia puede ser también divertida. Al interior de CU existen varias rutas de autobuses gratuitos que comunican con las diversas zonas del complejo cultural, con la estación del metro CU y el metrobús. Los automóviles se estacionan en el estadio de CU para evitar problemas de tráfico a su interior.