Las “speed dating”, cita rápida (también conocido como citas múltiples) son un reflejo de la sociedad de hoy en día. La falta de tiempo (dicen que somos la "generación instantánea" ) hace que cada vez más personas acudan a estas citas en busca del amor o simplemente compañía.

Origen de las citas rápidas

Las primeras “speed dating” fueron en los Estados Unidos. Los miembros de la comunidad judía, al ser minoría, tenían más dificultad para encontrar pareja. Por eso idearon este sistema para fomentar el contacto entre ellos.

Las citas rápidas fueron ganando popularidad gracias a su difusión a través de programas y series de televisión, hasta convertirse en la última propuesta para encontrar a la persona ideal.

Una propuesta que la directora argentina Daniela Féjerman también ha plasmado en 7 minutos, su última película.

Cómo funciona el dating speed o speed date:

La idea base de esta cita es conocer al mayor número de personas en el mínimo tiempo.Cuántas más personas se conocen, mayor es la posibilidad de encontrar pareja.Hay tantas mujeres que buscan hombres como hombres que buscan mujeres. Hoy en día, ya no hay diferencias en la búsqueda de la media naranja.

Para esta búsqueda de pareja los lugares elegidos suelen ser restaurantes o pubs de fácil acceso. Se trata de que la música y la posibilidad de beber y comer contribuyan a que los aspirantes a encontrar su media naranja estén más relajados.

El número de integrantes en cada sesión varía en función del local y de la empresa que lo organice, pero normalmente hay un mínimo de 20 personas.

Se hacen dos grupos: uno de hombres y otro de mujeres. Cada 7 minutos se conversa con una persona diferente. A lo largo de una hora y media (las cifras pueden variar en función del país o del local) se habrá “conocido” a las 10 personas del otro sexo.

Dónde encontrar una speeddating: páginas para encontrar pareja estable

Las citas por internet parece que se están quedan obsoletas y por ello el negocio de las citas rápidas aumenta: cada vez son más las ciudades en las que se puede acudir a una cita de siete minutos. La moda de las citas rápidas facilita que sea fácil encontrar en Internet un local donde se organice una de ellas.

Algunas de las páginas son:

Consejos antes y durante de una cita rápida

Una vez en el local, los consejos primordiales para una cita a ciegas son los mismos que en cualquier otra primera cita: ser natural. Al disponer de tan poco tiempo, la primera impresión (no sólo física) tiene mucha importancia. Se recomienda no tratar temas que puedan generar controversias como la política, la religión o el dinero.

Algo fundamental es que nunca hay que dar los datos personales, lo mejor es usar un apodo o pseudónimo. Si cuando acaba la sesión tu valoración coincide con la de tu pareja, la agencia se encargará de intercambiar los correos. Momento en el que ya se habrá de disponer de más de siete minutos para la otra persona.