No hay duda de que "El cisne negro" ha causado controversia. No pasa desapecibida. Es de las películas que algo provoca en el espectador. Es por esto que sobran comentarios y críticas acerca de ella. Muchas alabanzas al trabajo del director y por supuesto a la actuación de Natalie Portman, quien obtuvo un Globo de oro, un Bafta, y muy probablemente peleará por el Óscar. La película compite con cintas exitosas como "Red social".

También ha generado opiniones negativas por parte de algunos críticos destacados, ya que la ven llena de lugares comunes y clichés. Esperaban mucho más del talentoso director y argumentan que desde el inicio de la película ya se sabe qué sucederá.

Pero lo que es un hecho es que el público la ha aceptado y disfrutado ya que es una de los filmes más vistos estas últimas semanas.

Muchas personas llegan con la idea equivocada de que presenciarán una película de ballet, donde el personaje lucha por sobresalir y superarse para llegar a su meta por medio de su esfuerzo. Pues no, ese no es el principal tema de la historia.

En el filme lo que se nos muestra es a un personaje que busca la perfección a tal grado que se enferma por conseguirla. Que lucha consigo misma, con su alter ego, por aflorar su personalidad reprimida por una madre sobreprotectora y castrante.

Las tomas con la cámara movida sirven para generar la tensión en el espectador. El suspenso está en todo momento. Y sí sabemos en todo momento que la lucha es consigo misma, pero el desarrollo de la trama, y las transformaciones del personaje principal es lo que la hacen interesante.

Definitivamente el "Cisne negro" es una película para ver, disfrutar y comentar. Seguramente no les será indiferente.

El director

Darren Aronofsky a sus 42 años recién cumplidos, ha destacado como director gracias a su forma de armar las historias: utiliza los movimientos rápidos de cámara, y sonidos estridentes. Un elemento común en su trabajo es la cámara pegada al cuerpo del actor, lo que hace que el público acompañe al personaje en cada paso.

Sus filmes anteriores son "Pi, e orden del caos" (1998), "Réquiem por un sueño" (2000), "La fuente de la vida" (2006), "El luchador" (2008). Con las cuales ha recibido premios y nominaciones.

Tiene también trabajos como escritor y productor que han gustado al público espectador y a críticos de cine.

El reparto

La protagonista Natalie Portman nos ofrece un destacado trabajo de actuación, caracteriza a una bailarina de ballet obsesiva-compulsiva, que busca a costa de su salud física y mental, la perfección absoluta.

Esta joven actriz logra transmitir su tensión, su angustia por no ser la mejor y porque el director de la compañía de ballet le quite su protagónico en el la presentación del "Lago de los cisnes".

La evolución del personaje durante la película es gradual a la velocidad de las tomas, por lo que la tensión va en constante aumento.

Las escenas de danza son realizadas por ella, no por un doble. Se preparó y trabajó para lograrlo obteniendo un destacado resultado.

Vincent Crochon también está perfecto en su papel de director de la compañía de ballet, exprimiendo a sus balarinas al máximo para sacar su verdadera escencia. Con un toque misterioso que tiene al público intrigado sobre sus verdaderas intenciones, y su pasado con la antigua primera bailarina, caracterizada por Winona Rider.

La contraparte de Nina (Natalie Portman) es Lili (Mila Kunis), quien es el instinto y lo visceral, la pasíón contra la perfección. Está bien en su papel, sin embargo por momentos llega a verse demasiado obvia en su caracterización.

Ficha técnica

TÏtulo original: "Black Swan"

Género: Thriller

País y año: E.U 2010

Dirección: Darren Aronofsky

Guión: Darren Aronofsky, Mark Heiman

Fotografía: Matthew Libaique

Música: Clint Mansell

Producción: Scott Franklin, Mike Medavoy, Brian Oliver