Ciprofloxacino es un antibiótico antimicrobiano de la clase de las fluoroquinolonas que se utiliza en el tratamiento o la prevención de diversas infecciones bacterianas. Se muestra activo frente a un amplio espectro de gérmenes gram-negativos aerobios entre los que se incluyen los patógenos entéricos. No obstante resulta inefectivo ante gérmenes anaerobios. En el tratamiento de las infecciones por micobacterias se puede usar en combinación con otros antibacterianos.

Indicaciones y dosis de ciprofloxacina

Las dosis de ciprofloxacina varían en función de la afección que deba tratarse:

  • Infecciones urinarias moderadas no complicadas: por vía oral 250-500 mg. cada 12 horas durante 7 a 14 días. Por vía intravenosa 200 mg. cada 12 horas.
  • Infecciones urinarias graves: por vía oral 500 mg. cada 12 horas durante 7 a 14 días. Por vía intravenosa 400 mg. cada 12 horas.
  • Cistitis agudas no complicadas: por vía oral 100-500 mg. cada 12 horas durante 3 días.
  • Infecciones tracto respiratorio inferior, de piel, huesos y articulaciones: En adultos por vía oral 500-750 mg. cada 12 horas y por vía intravenosa 400 mg. cada 12 horas, con una duración que puede ser de 1 a 2 semanas para las infecciones respiratorias y de piel y, de 4 a 6 semanas en las infecciones óseas. En niños la dosis será de 20 a 30 mg./kg. por día cada 12 horas por vía oral con dosis máximas diarias de 1.5 mg. Por vía intravenosa 15-20 mg./kg. diarios cada 12 horas.
  • Diarrea infecciosa secundaria a infecciones por salmonella en pacientes con SIDA: 500 mg. cada 12 horas durante 7 días.
  • Fiebre tifoidea (salmonella typhi): 500 mg. cada 12 horas durante 10 días que será de 750 mg. en el caso de los portadores tifoideos crónicos.
  • Diarrea del viajero: 500 mg. cada 12 horas durante 3 días.
  • Brucelosis sistémica (Brucella melitensis): 500 mg. cada 8-12 horas durante 6 a 12 semanas.
  • Chancro: 500 mg. cada 12 horas durante 3 días.
  • Infección gonocócica diseminada: 500 mg. vía intravenosa cada 12 horas 1 o 2 días para pasar luego a 500 mg. por vía oral cada 12 horas durante 7 días.
  • Sinusitis aguda: En adultos 500 mg. cada 12 horas durante 10 días. Por vía intravenosa 400 mg. cada 12 horas. En niños de 20 a 30 mg./kg. diario divididos en 2 tomas con dosis máximas diarias de 1.5 mg.
  • Gonorrea: Una dosis única de 500 mg.
  • Infecciones intra-abdominales agudas (combinado con metronidazol): 400 mg. por vía intravenosa en combinación con metronidazol hasta que el paciente lo tolere por vía oral. Entonces se administrarán 500 mg. de ciprofloxacina cada 12 horas en combinación con metronidazol.
  • Ántrax (Bacillus anthracis): en adultos 500 mg. cada 12 horas durante 60 días tras la exposición al ántrax. En niños 20 a 30 mg./kg. diarios cada 12 horas durante 60 días tras la exposición al ántrax, con un máximo de 1.5 g. diarios.

La ciprofloxacina en el embarazo y la lactancia

Los datos de que se disponen hasta el momento no presentan toxicidad en las mujeres embarazadas. Tampoco en los estudios animales se han observado efectos perjudiciales. Aún así hay aspectos sobre los que se requieren mayores estudios, por lo que de ser posible se recomienda evitar este fármaco. El ciprofloxacino se excreta en la leche materna por lo que ante el riesgo de una posible lesión articular no debería administrarse ciprofloxacina durante la lactancia.

Precio de la ciprofloxacina

Los precios que se detallan a continuación son aplicables al territorio español y están actualizados al mes de abril de 2012:

  • Caja 6 comprimidos 250 mg. Faes Farma……………………3.04 €
  • Caja 10 comprimidos 250 mg. Tarbis Farma………...........….2.50 €
  • Caja 10 comprimidos 500 mg. Tarbis Farma…………………4.70 €
  • Caja 10 comprimidos 750 mg. Tarbis Farma…………………7.70 €
  • Caja 20 comprimidos 250 mg. Tarbis Farma…………………4.70 €
  • Caja 20 comprimidos 500 mg. Tarbis Farma…………………9.35 €
  • Caja 20 comprimidos 750 mg. Tarbis Farma………………..18.86 €

Efectos secundarios y contraindicaciones de la ciprofloxacina

La ciprofloxacina es un fármaco bastante seguro, no obstante pueden darse algunos efectos secundarios. Entre los más habituales están:

  • Náuseas y vómitos.
  • Dolores estomacales.
  • Acidez estomacal.
  • Diarrea.
  • Necesidad urgente de orinar.
  • Cefaleas.
  • Comezón acompañada o no de secreción vaginal.
Más raramente pueden darse otros síntomas que pueden comportar una cierta gravedad. En caso de presentarse hay que comunicarlo al médico de inmediato:

  • Diarrea intensa.
  • Ampollas o sarpullidos.
  • Urticaria y comezón.
  • Inflamación de diversas partes del cuerpo.
  • Dificultades para respirar o tragar.
  • Opresión en la garganta.
  • Arritmias.
  • Desvanecimiento.
  • Fiebre.
  • Dolor muscular o articular.
  • Sangrado o moretones anormales.
  • Cansancio.
  • Falta de apetito.
  • Dolor en la parte superior derecha del estómago.
  • Ictericia.
  • Convulsiones.
  • Mareos.
  • Nerviosismo y ansiedad.
  • Problemas con el sueño.
  • Alucinaciones.
  • Depresión.
  • Temblor incontrolable en alguna parte del cuerpo.
La ciprofloxacina está contraindicada para aquellos pacientes hipersensibles a las quinolonas. También deberá utilizarse con precaución en el tratamiento de enfermedades cerebrovasculares y del sistema nervioso central, ya que la ciprofloxacina supone un factor de riesgo para sufrir convulsiones. Igualmente se procederá con precaución en aquellos pacientes aquejados de insuficiencia renal, con enfermedades hepáticas o que presenten deshidratación, ya que están expuestos a sufrir cristaluria.

Podéis seguir mis artículos en Twitter.