El ácido hialurónico es una molécula perteneciente al grupo de los mucopolisacáridos (es decir, es un glúcido). Los mucopolisacáridos (también llamados glucosaminoglucanos) forman parte del tejido conjuntivo, el tejido más abundante del cuerpo humano. Las funciones del ácido hialurónico en el tejido conjuntivo son múltiples: una de las principales es la de retener la cantidad suficiente de agua, función importantísima si tenemos en cuenta que nuestro organismo está formado en su mayor parte de este elemento.

Cuando la persona es joven, sintetiza ácido hialurónico en grandes cantidades; sin embargo, a medida que envejece, va disminuyendo la capacidad de sintetizarlo, con lo cual van apareciendo síntomas como el dolor articular; lo cual es lógico, puesto que uno de los cometidos del tejido conjuntivo es proteger las articulaciones. Otro de los síntomas de la disminución de ácido hialurónico es la formación de arrugas, debida a que las células van perdiendo la capacidad natural de retener la humedad y por ello la piel no puede lucir tan tersa.

Apoyar al cuerpo en la síntesis de ácido hialurónico

Unas pautas para ayudar a nuestro organismo a sintetizar ácido hialurónico y a mejorar el estado de la piel son:

  • Abandonar el hábito de fumar, puesto que el tabaco interviene en la producción de radicales libres. Además, actúa directamente sobre el ácido hialurónico, degradando sus moléculas. Por ello la piel de los fumadores suele presentar un aspecto más envejecido.
  • Beber agua. El ácido hialurónico puede retener hasta 3.000 veces su peso en agua, pero si no se bebe, mal puede cumplir el ácido su función. Una persona que pese 60 kilos debería ingerir 2 litros de agua al día, o más si realiza ejercicio o si el clima es cálido.
  • Llevar una dieta sana, rica en fruta y verdura frescas, legumbres, cereales integrales y pescado azul.
  • Tomar suplementos.

Suplementos de vitaminas y minerales

Ante el proceso de envejecimiento natural se puede actuar “desde dentro”, con la ingestión de vitaminas y minerales que colaboren en la síntesis del ácido hialurónico. Eso sí, siempre con prescripción o consejo médico. Así, puede ser de utilidad:

  • Tomar un suplemento de magnesio. Seguramente los más recomendables y económicos sean los de la eminente doctora Ana María Lajusticia, quien tan famosa fue en las décadas de los 70 y los 80 gracias a sus libros sobre el mineral magnesio. Y es que el magnesio es un elemento imprescindible en la síntesis del ácido hialurónico. Los laboratorios de Lajusticia también comercializan suplementos de colágeno con magnesio.
  • No abusar de los suplementos de vitamina C. Algunos nutricionistas de la corriente dietética denominada nutrición ortomolecular abogan por la ingesta de dosis altísimas de vitamina C, que pueden incluso superar los 2.000 mg diarios. Recientes estudios indican que una suplementación excesiva de vitamina C puede reducir la función que cumple el ácido hialurónico a la hora de retener el agua.
  • Existen complejos con minerales y vitaminas que cumplen con las necesidades diarias de estos elementos. Necesidades que, debido al estilo de vida actual, al estrés y a una dieta con carencias, pueden no ser atendidas.

Health Aid, Solgar y Solaray, buenos suplementos de ácido hialurónico

En el mercado existen multitud de suplementos que contienen ya sintetizado el ácido hialurónico. Como ya se ha dicho, conviene pedir consejo al médico antes de tomarlos, y elegir una marca de confianza, aunque este ácido no suele provocar ningún efecto secundario. En las farmacias podemos encontrar estos suplementos, de marcas tan reconocidas como Health Aid, Solgar y Solaray, aunque otras firmas como Nature’s Way también los comercializan. Normalmente, estos complejos se toman para mejorar problemas de las articulaciones e incluso en casos de fibromialgia, aunque cada vez más se consumen para conseguir una piel más tersa y con menos arrugas.

Es de suma importancia no comprar un suplemento de ácido hialurónico a la ligera por internet, pues existen multitud de marcas desconocidas de dudosa confianza. Sí se pueden comprar en la red los complejos de las marcas citadas, en webs de buenas farmacias o parafarmacias.

Cremas e infiltraciones de ácido hialurónico

Este ácido también puede aplicarse de forma tópica, es decir, formando parte de cremas antienvejecimiento que son eficaces para evitar la formación de arrugas. De todas formas, el ácido hialurónico produce su efecto más espectacular cuando es aplicado directamente en la arruga mediante inyecciones, procedimiento que ha de ser realizado en clínicas autorizadas. Pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.