A medida que profundizamos en lo que va a ser un año muy difícil para las economías de todo el mundo, los inversores están especialmente atentos sobre la salud de las dos economías de peso pesado a nivel mundial: EE.UU. y China.

China: el gigante asiático crece a un ritmo lento

Las cifras más recientes de China muestran una economía en expansión pero que crece al ritmo más lento desde hace más de 2 años. El PIB del cuarto trimestre fue del 8,9%, inferior a la cifra del 9,1% para el tercer trimestre, pero aún así mejor a lo esperado.

Los analistas y los economistas parecen estar en desacuerdo sobre si China debe actuar para estimular su economía o no hacer nada y dejar que el crecimiento se normalice.

Estados Unidos: ¿una tímida recuperación?

Mientras tanto, en los EE.UU., los indicadores están mostrando tímidamente un futuro prometedor. La producción industrial aumentó un 0,4 por ciento el mes pasado, después de registrar una caída negativa del 0,3 por ciento en noviembre. Sin embargo, de acuerdo con el Departamento de Comercio al por menor, las ventas sólo crecieron un 0,1% en diciembre, cifra muy inferior al 0,4% en noviembre.

También ha sido la temporada de resultados corporativos en los EE.UU. y, como siempre, los inversores que operan con acciones han estado muy ocupados estudiando minuciosamente los ingresos del sector bancario. Los resultados han sido mixtos.

Las ganancias de Goldman Sachs para el cuarto trimestre cayó a $ 978 millones de $ 2.2 billones del año anterior, sin embargo el éxito del programa de reducción de costos significa que la cifra fue mejor de lo que los analistas esperaban.

Las ganancias de Citigroup cayeron un 11% para el último trimestre de 2011. Sin embargo, un mejor desempeño fue visto por Wells Fargo, que registró una ganancia neta de $ 3,89 mil millones frente a $ 3,23 mil millones un año antes. El beneficio neto de Bancorp en EEUU creció a $ 1,35 mil millones de $ 974 millones un año antes.

Las ganancias de Bank of New York Mellon cayeron un 26% y el beneficio neto de JP Morgan para el cuarto trimestre fue de $ 3,73 mil millones, por debajo de $ 4,83 mil millones un año antes.

Los inversores esperan esta semana los resultados de las nóminas no agrícolas en EEUU, que según las expectativas serán inferiores al mes de diciembre.