Chelsea y Bayer Munich lucharán por llevarse el título de la UEFA Champions League el próximo 19 de mayo.

La definición de los finalistas fue sorpresiva para muchos, pues ambos clubes dejaron fuera de carrera a los favoritos: Barcelona y Real Madrid. Chelsea logró derrotar al equipo catalán por 1-0 y luego empatar a 2, mientras que Bayern Munich eliminó a los Merengues por definición a penales, ya que se produjo un empate en el resultado global (2-1).

La disputa por la Orejona tendrá un tinte especial este año, ya que todas las fichas estaban puestas en la para muchos “final soñada” entre Barcelona y Real Madrid. Sin embargo, ambos planteles no contaron con la solidez necesaria ni con la suerte para derrotar – en el caso de Barcelona- a un Chelsea que viene disminuido en relación a anteriores campañas, ni a un Bayern Munich que cuenta con un bagaje histórico mucho menor en lo que refiere a participaciones en la UEFA Liga de Campeones que Real Madrid, el cuadro con más títulos en esta competencia.

A lo anterior se suman los penales errados por Leonel Messi y Cristiano Ronaldo que fueron claves en la derrota de los respectivos equipos.

El partido del 19 de mayo parece en el papel menos atractivo que en otras instancias, pero se debe tomar en cuenta que tanto Chelsea como Bayern Munich tuvieron las armas suficientes como para llegar a disputar esta final dejando en el camino a los dos cuadros considerados los mejores del mundo por estos días.

Porqué Bayern Munich debería ganar la final

Si hubiese que apostar por el ganador de la UEFA Champions League la balanza se inclinaría hacia el equipo alemán, pues en el papel parece mejor parado que el cuadro inglés.

Bayern Munich cuenta con un mejor desempeño en la liga local, pues marcha segundo a ocho puntos del líder Borussia Dortmund. Chelsea ha tenido una campaña irregular que hoy lo mantiene en el sexto lugar sin posibilidades de ganar la liga inglesa.

En lo que refiere a las participaciones de ambos equipos en la UEFA Champions League, la historia favorece a los de Munich, pues poseen cuatro títulos (1974, 1975, 1976 y 2001) contra ninguno de los londinenses.

El desempeño de ambos clubes en esta UEFA Champions League ha sido parejo: los dos fueron líderes de sus grupos: Chelsea ganó tres partidos, empató dos y perdió uno, mientras que Bayern Munich ganó cuatro, empató uno y perdió uno. Además, tanto los Blues como los Bávaros mostraron un buen registro de goles: los primeros anotaron 24 goles a favor y recibieron11 en contra; los segundos, 25 a favor y 10 en contra.

Bayer Munich cuenta con uno de los máximos anotadores de esta copa. Mario Gómez lleva 12 goles situándose a dos tantos de Leonel Messi, quien marcó en 14 ocasiones. Además, contará con el beneficio de la localía, pues la final se disputará en el estadio Allianz Arena en Munich.

El título de campeón pareciera estar más cerca de quedarse en Alemania, pero la reciente eliminación de los dos favoritos a disputar esta final son una prueba más para afirmar que en el fútbol no se puede dar ningún partido por ganado antes de jugarlo.