El chalazión consiste en un quiste que puede formarse en el párpado debido a una inflamación de alguna de las glándulas sebáceas situadas en el interior de cualquiera de los cuatro párpados.

No es extraño que se confunda con el orzuelo, ya que este también aparece en forma de abultamiento en el párpado. El orzuelo, no obstante, es una inflamación que se forma en la base de la pestaña para dar lugar a un bulto pequeño, rojo e irritado, mientras que el chalazión, comúnmente, se desarrolla en el interior del párpado y a cierta distancia del borde de la pestaña.

En algunas personas el chalazión puede aparecer con cierta recurrencia e incluso aparecer más de uno al mismo tiempo.

Causas del chalazión

El chalazión se desarrolla dentro de las glándulas de Meibomio, unas pequeñas glándulas encargadas de producir el líquido encargado de lubricar el ojo. En el párpado, cerca de las pestañas, tenemos alrededor de unas 100 glándulas de Meibomio. Cuando se produce una obstrucción del conducto que drena estas glándulas, es cuando aparece el chalazión.

Síntomas del chalazión

Los síntomas más comunes del chalazión consisten en un incremento del lagrimeo, sensibilidad en el párpado, sensibilidad a la luz y una inflamación en el párpado que resulta dolorosa.

En algunos casos el chalazión puede remitir espontáneamente, pero también puede permanecer estable o crecer. En problema aparece cuando un chalazión adquiere dimensiones considerables, ya puede haber riesgo de astigmatismo debido a la presión que se ejerce sobre la córnea. Esta situación mejora con el oportuno tratamiento.

Tratamiento del chalazión

Las medidas preventivas, particularmente en las personas propensas a desarrollar chalazión, es un aspecto a tener muy en cuenta. Entre ellas la más importante destaca la limpieza cuidadosa del párpado y de la zona de las pestañas, utilizando champú para bebés. También hay que evitar tocarse o restregarse los ojos.

Es relativamente frecuente que el chalazión desaparezca al cabo de un mes, más o menos, sin que sea necesario tratamiento alguno. En cualquier caso es recomendable utilizar compresas calientes que se aplicarán a la zona afectada durante unos 10 o 15 minutos. Esto deberá hacerse 4 veces al día o incluso más. Con ello se favorecerá la cicatrización y el drenaje de los líquidos que obstruyen el conducto.

En otros casos se pueden utilizar esteroides que se administrarán mediante inyección. También la aplicación de algún ungüento antibiótico como la tetraciclina es una alternativa que contemplan muchos oftalmólogos, sobre todo cuando el paciente está afectado con acné rosácea o dermatitis seborreica.

Si no desaparece con los medios habituales y el chalazión continúa creciendo, habrá que empezar a pensar en otras alternativas, como puede ser la cirugía.

Chalazión y cirugía

La cirugía para extraer el chalazión puede ser necesaria cuando el quiste es muy grande o está infectado. También está indicado cuando se trata de una patología recurrente. Previamente a la cirugía suelen aplicarse gotas antibióticas para los ojos.

La cirugía suele hacerse en el interior del párpado, cuando ello es posible. Se trata de una operación rápida que no requiere hospitalización. A partir de ahí el ojo permanecerá tapado al menos un día y posiblemente se necesario utilizar gafas de sol durante los primeros días.

También es muy recomendable observar ciertas precauciones, como no pintarse los ojos en el caso de las chicas durante bastante tiempo, usar toallitas especiales, evitar las lentillas y, durante una semana, evitar también el contacto con el agua.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.