Aunque la historia de la cerveza nos diga que en la antigüedad ya se conocían métodos para elaborarla, fueron los galos o franceses los que sacaron mayor partido a la receta de la fermentación.

Todo sucedió cuando varios costales de cebada que estaban almacenados en un granero fueron mojados por las lluvias ocasionando que los granos germinaran. En este proceso se produjo la malta una sustancia rica en azúcares que se disuelve en agua, así fue como nació la cerveza clara.

Se descubrió que machacando el grano de cebada se favorecía la fermentación de las levaduras en su interior.

El método alemán tradicional de elaborar cerveza

Fue entonces que los alemanes sugieren un método que consiste en que se agregue el lúpulo y se deje continuar el proceso de fermentación hasta que los azúcares se vuelvan alcoholes.

El lúpulo es una planta europea que desprende una sustancia fragante conocida como lupulina que da a la cerveza un agradable sabor amargo, además de que conserva la frescura de la malta.

Cerveza oscura o clara

Las cervezas claras u oscuras dependen de las mezclas de malta y de los tratamientos y recetas de fermentación que pueden darse en frío, como son las cervezas de tipo lager o añejadas con lúpulo y con la ayuda del calor.

Las cervezas oscuras son elaboradas con maltas de cebada que han sido sometidas a mayores temperaturas que las que se emplean para la cerveza clara, también llamada rubia. Algunas se elaboran con diferentes grados de tostado tanto en la malta como en la cebada.

Una vez que alcanza a completar su fermentación alcohólica alcanza los seis grados, después se filtra, se clarifica y se embotella o se almacena en barriles de madera.

La cerveza mexicana

Ha sido capaz de alcanzar prestigio mundial debido a su calidad y sabor. A finales del siglo XVIII se preparaba de forma artesanal generalmente en los monasterios, por esto su producción era limitada.

A partir de la mitad del siglo XIX se instalaron pequeñas fábricas en Toluca y en la Ciudad de México, la industria cervecera se desarrollo a nivel nacional a partir de 1894 que fue cuando se fundó en Monterrey la primer gran fábrica.

Con la misión de aprovechar el agua pura que se filtra por los deshielos del Pico de Orizaba, se instaló una planta cervecera aún más grande en el estado de Veracruz en el año de 1896, dos años después empresarios de origen francés y alemán trajeron técnicas y tecnologías para consolidar la industria cervecera mexicana a nivel internacional.

Pequeño diccionario cervecero

  • Clara, cerveza joven fermentada con calor y elaborada de malta sin tostar.
  • Oscura, cerveza joven de cebada y maltas tostadas, elaborada a temperaturas muy altas.
  • Campechana, es más obscura que la cerveza clara, pero más clara que la oscura, está hecha de una mezcla de maltas y cebadas de diferentes tostados.
  • Lager, esta fermentada en frío según las técnicas alemanas, tiene un sabor amargo que es característico del lúpulo y se añeja en barriles de madera.
  • Light, es la más ligera de cuerpo con menos calorías y tiene menos de seis grados de alcohol.
Hoy en día la cerveza mexicana es digna representante al lado de Alemania, Checoslovaquia y otros países que aprecian con orgullo la calidad de su producción y ha ganado múltiples premios desde 1904 en ferias internacionales.