Uno de los lugares para visitar en El Fuerte es el Cerro de la Máscara, es aquí donde se ubica una zona arqueológica protegida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia INAH que cuenta con centenares de petroglifos, vestigio del hombre prehispánico en el noroeste de México.

¿Dónde se ubica el Cerro de la Máscara?

Al sitio arqueológico de El Fuerte se le conoce como Cerro de la Máscara debido a que los grabados que se aprecian sobre una de las rocas más grandes figuran una máscara indígena.

Se encuentra muy cerca de la cabecera municipal; atravesando el puente colgante de La Galera se llega al Cerro de la Máscara donde se encuentran las piedras con grabados que son símbolos de la mitología de los hombres indígenas de la zona.

¿Qué es un petroglifo y cuántos existen en el Cerro de la Máscara?

Un petroglifo es un grabado sobre roca obtenido por descascarillado o percusión, estos son propios de los pueblos prehistóricos.

El municipio de El Fuerte conserva de esta forma la huella del hombre de aquellos tiempos. Cuenta con otras localidades donde se encuentran vestigios menores, pero el más impresionante es del Cerro de la Máscara donde se han descubierto alrededor de 300 grabados y se ha preparado un sendero para conocer todos los conjuntos de rocas.

¿Cómo son los petroglifos que hay en el Cerro de la Máscara?

Estos grabados se encuentran divididos en grupos llamados unidades y a cada agrupación se le ha dado un nombre de acuerdo a la figura que se aprecia como dominante, ya que se pueden distinguir figuras muy claras como: hombres, espirales, zorras, soles, mariposas y nubes, entre otras.

Como ejemplos, están la unidad de La Reina donde es posible distinguir una figura que la representa o la unidad de La Zorra donde se distingue la silueta de un animal de dicha especie pero más grande que otras que aparecen en las demás unidades.

En algunas rocas se aprecian orificios un tanto profundos muy bien definidos y hasta una huella que pareciera como si hubiera sido marcada en la roca por el hombre.

Uno de estos grupos, el más alto de todos, es conocido como el observatorio y se cree que desde allí los indígenas vigilaban la zona. Entre estas rocas se cree que se hacían rituales religiosos y se piensa que tal vez haya más piedras grabadas por descubrir.

Actualmente el Sendero Cerro de la Máscara, el paso construido por el INAH para hacer recorridos turísticos guiados, está cerrado al parecer por algunos daños en la zona, como se informa en el ingreso, pero los turistas interesados pueden llegar por otro camino.

A esta zona llegan también muchos deportistas a practicar ciclismo de montaña y se puede ir a caminar y a disfrutar del Río Fuerte que pasa por las faldas del cerro, así como de las parvadas de aves exóticas que se ven pasar entre la naturaleza.

Más artículos sobre los Pueblos Mágicos de México: