El 27 de octubre se realizará en Argentina el Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2010. Desde las ocho de la mañana y hasta las ocho de la tarde no se podrán realizar reuniones públicas ni actividad comercial.

Quién realiza el Censo en Argentina

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) es el organismo encargado de realizar el relevamiento del cual participaran 650.000 censistas, los cuales estarán identificados con una credencial con nombre, apellido, firma y sello autorizante.

El objetivo es reunir información sobre la composición demográfica y condiciones habitacionales del país. Los censistas tendrán dos cuestionarios, uno básico de 35 preguntas que alcanza a la mayoría de la población de todo el país, y otro ampliado, compuesto por 67 preguntas que se aplicará en barrios privados, villas de emergencia y asentamientos, comunidades indígenas y el 10 por ciento de localidades con más de 50.000 habitantes.

La información brindada es anónima por lo que no se debe mostrar ningún tipo de documento al censista, con dar el nombre de pila es suficiente.

Una duda que suele ocurrir ante este evento que se realiza cada 10 años, es si se debe o no permitir el ingreso del censista en la vivienda, sobre todo cuando se trata de edificios de departamentos. Sobre este punto el coordinador general del censo, Roberto Muiños explicó que "El censista puede no entrar a los departamentos, no se van a pedir documentos de ningún tipo, el Censo es completamente anónimo y lo que cuenta es la respuesta que brinde cada censado. Se puede poner una mesa en el hall de entrada para que los vecinos bajen a responder al censista".

Qué mide el Censo argentino

Las preguntas que se deberán responder se relacionan con la cantidad de hombres y mujeres que habitan la vivienda censada, edad, lugar de nacimiento, cobertura provisional y de salud, nivel educativo, estado civil, características de empleo, materiales con los que está construida la vivienda, con qué servicios cuenta el hogar y su equipamiento.

Por tratarse del año del Bicentenario, este censo es promocionado como el más amplio e inclusivo en toda la historia de Argentina. Por ello se incorporaron nuevos puntos al cuestionario, se trata de un nuevo bloque de preguntas referidas a la población afro descendiente y al uso de la computadora, lo último servirá para medir el grado de alfabetización digital; esto se suma a la inclusión de los pueblos originarios y a las personas con discapacidad que se hizo en 2001.

La actualización del cuestionario también está en sintonía con la nueva ley de matrimonio igualitaria sancionada este año, de esta forma cuando la jefa o jefe de familia declare tener un cónyuge de su mismo sexo, podrá ser registrado.

Historia de los censos en Argentina

El primer censo se realizó en 1869, la cédula censal contenía solo ocho preguntas. En 1895, luego de la unificación territorial, llevó a cabo el segundo censo. Contenía 14 preguntas e incluyó preguntas sobre religión, fecundidad y propiedad de inmuebles.

Casi una década y media del siglo XX había transcurrido cuando se realizó la tercera medición sobre la población, las preguntas se ampliaron a 16.

Si bien la Constitución Nacional establece que el censo poblacional debe realizarse cada 10 años, esto recién se empezó a cumplir a partir de 1970 y duró poco, el octavo censo nacional que debía realizarse en 1990 tuvo que postergarse hasta 1991 por la emergencia financiera declarada por el Gobierno.

En 2000 se pospuso para el año siguiente, como en su antecesor, también por motivos presupuestarios.

Los primeros resultados se espera que estén listos para diciembre, en ese momento se podrá saber el total de la población por sexo. El 20 de junio de 2011 se conocerán los resultados generales del cuestionario básico y el 15 de diciembre los del cuestionario ampliado.