En una mesa de Navidad hay muchas horas invisibles que bailotean entre los cubiertos, saltan sobre la vajilla y se zambullen en el espumante que chispotea en las copas.

Son las horas que el ama de casa, o quienes le han ayudado en la tarea, han destinado a el arreglo de la mesa, la ambientación del hogar para celebrar esta fiesta y en especial, las que alguien, uno o más de los que luego serán comensales, pasaron preparando el menú que se va a degustar.

En los últimos años ha llegado una convidada de piedra: una palabra considerada fuera de su lugar en esta época, pero que caprichosamente se empeña en permanecer y hace que los preparativos difieran de los alegres despilfarros de otros años.

Es la crisis, que hace que muchos menús se vean reducidos al mínimo exponente, pero como Navidad se celebra una vez al año, el esfuerzo por hacer de la cena de Nochebuena un momento especial lleva a que deba agudizarse el ingenio.

Los regalos de Papá Noel

El viejecito de barbas blancas y traje rojo se ha esforzado en conseguir para todos lo mejor al mejor precio... mamá, la nena, los abuelos, los tíos y papá, todos abrirán el regalo que ha sido depositado entre el belén y el arbolito.

Por algunas casas Papá Noel pasa después de la cena pero en otras, especialmente en las que habitan niños de corta edad, lo hace antes para que los pequeños puedan disfrutar de sus regalos sin trastabillar de sueño.

Un menú fácil y económico

Para quien tiene a su cargo organizar la fiesta, si esta Nochebuena ha logrado aunar el acierto en los regalos con la economía del menú, que no significa desmerecerlo, sino elegir con acierto los platos y los ingredientes, el éxito está asegurado.

Buscamos algo fácil, que no nos obligue a pasar horas en la cocina para terminar totalmente agotados en el momento que deberíamos estar plenos de energía para disfrutar.

Económico, aunque sabroso y que haga que los comensales nos feliciten, y no por compromiso.

Salmón con gambas

Fácil, de economía aceptable y muy sabroso.

Colocar en una sartén apenas mojada con aceite, suficiente para que no se peguen los filetes de pescado, el salmón con la piel hacia abajo. Por encima se sala y se le agrega, siempre encima formando montón, gambas peladas. Se lleva al horno unos 15 minutos, no más para evitar que se seque y... A la mesa.

Con esta receta está asegurada la fama culinaria.

Rape al ajo

Es un plato sencillo y que no desmerece como primero.

En una sartén honda o cacerola se coloca aceite, ajos y perejil. Antes de que se doren se echa el rape cortado en trozos grandes, lo más parejos posible para que queden mejor presentados. Se sigue cociendo a fuego medio, dando vueltas para que no se queme hasta que el pescado esté hecho.

Otra variación es agregar gambas al cocido.

Ternera al horno con zumo de uvas acompañada de pimientos y ensalada

Un segundo plato para quedar muy bien.

Salar y poner al horno 1 ½ kilo de costillar de ternera. Aparte triturar 750 gramos de uvas blancas y colar el zumo. Agregar el zumo sobre la ternera y, cada 15 minutos más o menos, mientras se va asando, repetir la operación.

Aparte en una sartén apenas mojada con un chorrito de aceite se pone a fuego suave 8 pimientos del piquillo. Sobre ellos una pizca de sal e igual cantidad de azúcar. Asar 4 minutos, dar vuelta y dejar otros cuatro minutos y reservar. Cuando el asado ya está, lo retiramos a una fuente pero el zumo y lo que ha quedado semi pegado que separamos con una espátula, todo lo ponemos en una sartén. Le agregamos unas gotas de agua a la asadera para que afloje todo y también lo agregamos a la sartén, recordemos que ese juguito tiene un sabor único. Hervimos todo hasta que espese algo.

Presentamos este plato colocando en cada plato un trozo de costillar y dos pimientos. Sobre la carne echamos un poco de salsa pero el resto de esta la colocamos en una salsera para que cada comensal se sirva a su gusto.

Acompañamos con una ensalada de lechugas, lo ideal serían dos o tres tipos de lechugas, condimentada con aceite, vinagre y sal y, todo a la mesa para disfrutar de la cena de Nochebuena.