Las celebraciones del Año Nuevo Chino en Londres, son las más importantes en el mundo fuera de Asia. Cada año, una gran cantidad de personas de todas las nacionalidades, se concentra en la capital para formar parte de esta alegre fiesta.

El gran evento de Londres, tradicionalmente, se lleva a cabo el primer domingo después del inicio oficial del Año Nuevo Chino. Las fiestas comienzan al mediodía con una ceremonia de inauguración oficial en Trafalgar Square, seguida por una variedad de espectáculos con música, danza, dragones chinos, leones, acrobacias y fuegos artificiales.

Actuaciones en directo

Entre las novedades incluidas a través de los años y que muestran la evolución del evento, se encuentran la presentación simultánea del contraste entre la vieja y la nueva China. La cultura tradicional toma como escenario principal la Trafalgar Square. Por el contrario, Shaftesbury Avenue (la calle de los teatros) se convierte en el "Hong Kong de Londres", con las actuaciones de artistas contemporáneos.

Pero el centro en el que se genera toda esta gran celebración, es en Chinatown o el Barrio o, donde se da la bienvenida a los visitantes de todo el mundo con puestos culturales, comidas tradicionales y una muestra de la danza del león a lo largo de todo el día.

Leslie Ng, presidente de la Asociación China del Chinatown de Londres, afirma: "El Año Nuevo es una de las fechas más importantes en el calendario chino, pero también es una ocasión en la que cualquiera puede involucrarse. Nuestras celebraciones dan a todos la oportunidad de experimentar la cultura china y ver lo que puede ofrecer el Barrio Chino durante todo el año. La fiesta ha crecido desdeun pequeño evento local en1985, hasta convocar, en las últimas ediciones, a más de 250.000 personas".

En el 2012, las celebraciones de Año Nuevo Chino de Londres se llevarán a cabo el domingo 29 de enero para recibir el Año del Dragón y será el primer gran evento cultural de las Olimpíadas 2012.

El Chinatown de Londres

El área y la población que forma lo que hoy se conoce como el Barrio Chino, torció varias vueltas antes de alcanzar su concepción actual.

La primera encarnación del Chinatown apareció en el siglo XIX y se prolongó hasta principios del siglo XX, en el distrito de Limehouse al Este de Londres. Los primeros habitantes de esa incipiente Chinatown, era gente de mar que, por diversas razones, se había quedado en el Reino Unido.

Durante este tiempo, los chinos demostraron su poder de organización y reconocieron la necesidad de trabajar unidos para mejorar su nivel de vida y ayudar a su comunidad, pero la posguerra en Gran Bretaña condujo a la caída final del primer barrio chino de Londres.

Para 1950 había, aproximadamente, 2.000 chinos en Gran Bretaña y, afortunadamente, ese panorama desolador había cambiado. Con el regreso de los soldados británicos desde Lejano Oriente, también llegó un paladar ansioso de probar más de la cocina china que habían encontrado. En aquel momento, sólo había dos o tres restaurantes en el centro de la ciudad y muchos chinos vieron la oportunidad de entrar en la zona y sacar provecho de este mercado emergente.

Esto marcó el comienzo de la segunda fase de la presencia china en Londres y sentó las bases para el moderno Barrio Chino.

La Asociación China del Chinatown de Londres

Con el tiempo, la población del barrio chino creció en número, así como en la necesidad de procurar una mayor cooperación para cubrir las necesidades y deseos de su comunidad, por lo que en 1978 se crea la Asociación China del Chinatown de Londres (ACCI). Su sede se convirtió en un lugar popular para reuniones y eventos sociales y un punto para conocerse que ayudó a fomentar el carácter único del Chinatown de hoy.

Esta particular característica, se suma a la singularidad de la zona que, con el tiempo, se ganó el apodo de La Ciudad Imperial, porque, a diferencia de los barrios chinos de otras partes del mundo, el de Londres está ubicado en pleno corazón de la capital. A finales de los años 80, se colocaron la pagoda, las puertas y los leones de piedra en Gerrard Street que son considerados, los tres puntos de interés del barrio chino.

El Chinatown actual, está muy lejos de lo que fue en sus inicios. El área es un símbolo del éxito de la comunidad, así como un testimonio de la ingenuidad y el carácter de sus habitantes. Por su parte, las celebraciones del Año Nuevo Chino de Londres, son la gran fiesta de calle de la ciudad y un momento de comunión y diversión para agradecer lo ocurrido el año pasado y dar la bienvenida a todo lo que ha de venir.