Dejar abandonadas mascotas en carreteras solitarias es una práctica terrible para el animal, causada por la poca sensibilidad de sus amos y la falta de previsión con lo que supone tener un ser vivo a cargo. Además esta práctica puede tener consecuencias negativas a terceros incluso accidentes de tráfico graves.

Muchas personas creen que ese gracioso cachorrito puede ser un buen regalo navideño para su hijo, nieto o sobrino. Pero cuando el cachorro crece el niño no tiene la responsabilidad necesaria para hacerse cargo de los cuidados del animal y los padres muchas veces no tienen tiempo para asumir todo lo que supone tener un perro en condiciones.

¿Después qué?

Pasadas las navidades, la alegría y la novedad del niño también pasan, con lo que después ocurre lo que se puede suponer porque, además, el animal va creciendo y deja de ser tan gracioso, ocupa más espacio, demanda atención y cuidados.

Hace la necesidades donde no debe y está cada vez más desinquieto, así que la solución suele ser el abandono del perro donde nadie lo vea y lejos de casa.

Lo peor de todo es que el hecho de que el animal no mantenga unas costumbres higiénicas como dónde hacer y dónde no sus necesidades, o el hecho de que cada vez este más desinquieto.

Es por culpa de los amos, ya que la falta de atención para educarlo y sacarlo a pasear para que desahogue sus energías, etc. Es responsabilidad del mismo.

Pero el problema aumenta cuando llegadas las fechas de vacaciones. Sobre todo el verano que es la fecha de mayor incidencia de abandono de perros.

Verano, abandono de perros en masa

En fechas de vacaciones en general y especialmente en el verano el abandono de perros y mascotas se acentúa. La razón es bien sencilla, las personas que tienen esos animales y no han sido conscientes de lo que suponen y menos aun sin previsión de futuro se encuentran con algunos problemas en esas fechas.

Si llegado el momento de querer salir de viaje no tienen con quien dejar al animal, una guardería de perros está por encima de lo que se quiere o puede pagar. Y llevarse al animal es más caro aún y supone seguir teniendo una responsabilidad que va a interferir en su asueto

El abandono es la solución fácil a la inconsciencia de los dueños de los animales, que sufren las consecuencias de esto. Pero existen otras víctimas colaterales de ese abandono de perros en masa durante el verano.

Casusa de accidentes de tráfico

Sólo en España, según la Dirección General de Tráfico (DGT), en el 2008 cerca de 3.000 accidentes de tráfico fueron causados por el abandono de perros en la carretera. Lo que supone el 23 % del total de accidentes causados por la irrupción en la vía de un animal.

Esto, además, convierte el abandono de perros en un problema más allá de la infracción de los derechos de los animales siendo un problema de ámbito público, que requiere tomas de medidas al respecto.