Según las últimas teorías, el Homo Sapiens apareció en algún lugar de África hace 150.000 años conviviendo con otras especies de Homos que se fueron extinguiendo a lo largo del tiempo hasta hace 15.000 años, momento en el cual, ocupando el primer escalón de la pirámide, se quedó solo en el planeta.

El Homo Sapiens y la Revolución del Neolítico (Nueva Edad de Piedra)

Durante muchos años no tuvo problemas para conseguir alimento, pues la Tierra le proporcionaba todo lo que necesitaba con el simple hecho de salir al hábitat y cazar animales o recolectar plantas salvajes. Tras este largo periodo, en el fin de la Edad de Hielo, la comida escaseaba como consecuencia del calentamiento del planeta y esté hecho dio lugar a uno de los descubrimientos más importantes de la historia humana, la agricultura. Este nuevo modo de vida permitió al Homo Sapiens ocupar más tiempo en desarrollar sus habilidades mentales y tecnológicas en vez de estar buscando alimento. Es la llamada Revolución del Neolítico (hace 10.000 años) y tuvo como consecuencia un aumento exponencial de la población, que pasó en 5.000 años de 1 millón a 8 millones de habitantes.

Evolución de la población mundial en los últimos 8.000 años

  • Después del Neolítico y con la aparición de las grandes civilizaciones la población mundial aumento considerablemente hasta los 200 millones de habitantes en el año 1 después de Cristo.
  • Durante el primer milenio después de Cristo y en la Edad Media, las enfermedades y epidemias desviaron la curva de crecimiento de población, aumentando pero a un ritmo más lento que en el periodo anterior, de manera que en el año 1000 la población mundial era de 300 millones de habitantes.
  • El periodo siguiente, con el descubrimiento de América, las colonizaciones y la Edad Moderna supuso un incremento importante de la población llegando a haber en 1750 unos 800 millones de habitantes en la Tierra.
  • A partir de entonces, se produce un hecho de gran relevancia, la aparición de la Máquina de Vapor y como consecuencia de ello La Revolución Industrial, seguida de un fuerte incremento poblacional en el planeta, de manera que en 1850 ya hay 1.300 millones de habitantes.
  • Pero la verdadera explosión poblacional se produce como consecuencia del uso de combustibles fósiles en motores, hecho que revoluciona la tecnología del siglo XX y abre la vía a un nuevo mundo en el cual el petróleo es la base de la modernidad y el desarrollo. En este periodo, la población mundial pasa de 1.650 millones en el año 1900 a 7.000 millones en el año 2011.

¿Cómo evolucionará el crecimiento de la población mundial en el siglo XXI?

En las últimas décadas se está observando un descenso de la aceleración del crecimiento de población mundial, es decir, la población mundial sigue creciendo pero a un ritmo mucho menor que a mediados del siglo XX. Para entender esta variación hay que dividir el mundo en dos partes: los países industrializados y los países no industrializados.

En los países industrializados está descendiendo la aceleración del crecimiento de población por varios motivos:

  • Acceso a contracepción. Los métodos anticonceptivos han reducido el Indice de Natalidad .
  • La incorporación de la mujer al mercado de trabajo ha reducido drásticamente el Indice de Natalidad.
  • El Indice de Mortalidad toca fondo como consecuencia de los avances en medicina, igualándose así con el Indice de Natalidad. Derivado de ello se produce un crecimiento natural de la población.
En los países no industrializados o en fase de desarrollo sucede lo mismo que sucedía en los países industrializados en el siglo XX lo cual se concreto en un fuerte crecimiento demográfico:

  • Los Indice de Mortalidad están bajando como consecuencia de la incorporación de mejoras técnicas agrícolas y el aumento de los rendimientos productivos.
  • El acceso a la nueva tecnología, los avances en medicina y alfabetización son decisivos para aumentar la esperanza de vida.
  • La contracepción no ha calado definitivamente en estos países.
Como consecuencia de todo ello, los expertos coinciden en que en el momento en que los países no industrializados lleguen a la fase en la que están los países industrializados se estancará el crecimiento de población mundial.

Según Hania Zlotnik, directora de la División de Población de las Naciones Unidas, en el año 2050 habrá 9.000 millones de habitantes en el planeta, de los cuales la mayor parte ya no estará en edad fértil, con lo que la población mundial descenderá.

¿Está La Tierra preparada para la sobrepoblación?

Hay muchas opiniones sobre este tema, es evidente que el planeta ya se ha resentido ante el crecimiento poblacional en el corto periodo de tiempo en que el Homo Sapiens reina La Tierra (unos 150.000 años frente a 4,5 millones de años que tiene La Tierra). La extinción de muchas especies, la contaminación del aire, la explotación del agua dulce, la destrucción de hábitats, las barreras artificiales (carreteras), la sobreexplotación de los recursos naturales... son algunos ejemplos de cómo el Homo Sapiens ha modificado el planeta. Pero ¿seremos capaces de llegar al 2050 con estos niveles de deterioro del planeta? Las autoridades internacionales son conscientes del gran lío que se avecina y desde hace décadas la problemática medioambiental está en la agenda de todas las cumbres internacionales. Para algunos no es suficiente con cumplir el Protocolo de Kioto y para otros, éste les parece excesivo.

De cualquiera de las maneras, el siglo XXI será el siglo en el que la población descenderá. La Naturaleza obligará a descender la población mundial de igual manera que una plaga desciende su población cuando no tiene alimento. Según José María Bermúdez de Castro (Director del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana), "... la ciencia y la tecnología tienen que dar una respuesta muy rápida para que los efectos del cambio no sean perjudiciales o letales para una parte importante de la población. Nos encontramos en una encrucijada muy difícil que los políticos serán incapaces de gestionar sin la estrecha colaboración con la ciencia".