Carolina Peleritti es el prototipo de la mujer ideal de los argentinos. Con su altura, curvas envidiables y su corte de pelo provocador conquistó las pasarelas y fue una de las top model de la agencia de Pancho Dotto durante años.

Inmersa en el mundo de la moda fue tapa de revista Playboy, entre otras publicaciones, y se hizo conocida en el mundo entero por su espectacular figura. En la actualidad trabaja como actriz y conductora de TV.

A pesar de haberse alejado del modelaje sigue cautivando la mirada masculina porque, sin tabúes, grita a los cuatro vientos que es una enamorada de los motores y las carreras de TC.

En esta entrevista, Carolina Peleritti se atreve a todo y habla de otra pasión, la de los autos y la velocidad.

¿Por qué crees que el coche es un lugar de fantasías sexuales para los hombres?

Es verdad que los autos son eróticos, pero no se por qué… A mí me encantan. También es cierto que cuando los hombres escuchan que a una mujer le gusta conducir les llama la atención y eso, les despierta fantasías. Para mí ,el coche es como mi casa móvil porque paso mucho tiempo en él. Hago grandes distancias, escucho música, atravieso paisajes y me lleva a lugares por conocer.

El comienzo de un amor por los coches

¿En qué auto aprendiste a conducir? ¿Quién te enseñó?

Aprendí a manejar en un coche que mi mamá todavía hoy tiene, un Honda Accord automático azul metalizado. En mi casa adoran las competencias, el turismo carretera y de carreras de Fórmula 1.

Sin saber manejar, yo jugaba en el garaje de mi casa, hacía que salía de compras subida al auto de mi mamá. Jugaba horas con el auto detenido y ése mismo fue el primero que usé en movimiento y el primero que me compré. Después, tuve un Camaro 68 negro con tapizado de cuero blanco.

Hace unos años corriste las 1.000 Millas Sport en la Patagonia, ¿qué recuerdos tenés de esa compentencia a pura velocidad que se realiza todos los años en el Sur de la Argentina?

¡Fue una experiencia genial! Participé en las 1.000 Millas Sport durante dos años consecutivos, en un Porsche y la otra vez con una Ferrari. Por los paisajes y por la cantidad de autos antiguos fue algo inolvidable.

Su coche y el de sus sueños

¿Qué auto tenés y cómo se preocupa una exmodelo por su auto?

Tengo un VW Golcito, como le digo cariñosamente. Es un torito como auto... me gusta mucho y lo volvería a comprar porque me dio buenos resultados. Lo cuido, lo llevo al mecánico y le sigo siempre todos los services. También uso y me gustan las 4x4 como la Mitsubishi L200. ¡Son autos con los que me siento muy cómoda y me gustan para usarlos en la ciudad!

¿Cuál es el vehículo de tus sueños o el que te comprarías si fueras millonaria?

Volvería a tener un V8 como el Camaro, pero si sería millonaria lo tendría increíble. Otro auto que me gustaría tener es una Defender Land Rover plateada, un Porsche de color azul metalizado o un BMW M6 como el que probé cuando la marca hizo una demostración en el circuito KDT. Sin palabras, es una nave espacia!. Y ya que soy muy millonaria, me compraría una Ferrari, pero igual creo que no hace falta ser millonaria para tenerlos. Hay que animarse a tenerlos y a manejarlos.

¿Recordás alguna anécdota graciosa que hayas vivido a bordo de un auto?

Tengo millones porque paso mucho tiempo manejando, pero recuerdo cuando tenía el Camaro que en los semáforos se me ponían al lado Torinos o Chevys. Miraban el auto y rugían los motores, pero cuando me veían a mí sentada no lo podían creer porque esperaban ver un muchacho fierrero sentado al volante.

¿Quién se hubiera imaginado que una bella mujer como Carolina Peleritti sea tan fanática de los autos? Sin dudas, ella deslumbra y cautiva a cada paso que da y eso, seduce al público masculino.