El que fue jugador del Manchester United, quiere abandonar el Manchester City, equipo que ha ganado una copa importante (la FA Cup) durante esta temporada después de 30 años en la sequía.

La principal estrella del Manchester City dejaría el club

El argentino es uno de los responsables de la buena racha del club inglés, y con sus goles ha ayudado también al conjunto a alcanzar el tercer puesto en la Premier League y clasificarse para la Liga de Campeones. En su primera temporada llegó a marcar 29 goles en 42 partidos.

El internacional con la selección de Argentina aterrizó en Inglaterra en 2006. Año en el que jugó en el West Ham. En 2007 pasó por el Manchester United de Alex Ferguson, en el que, a pesar de verse eclipsado por los dos grandes Cristiano Ronaldo y Wayne Rooney, le dio al equipo 34 goles en 99 encuentros.

No es la primera vez que Carlos Tévez tiene problemas con el City

Fue en el City donde empezó a sentirse querido y cómodo, ya que era la principal estrella del equipo. Sin embargo, después empezaron a llegar las quejas por parte del jugador, y es que esta no es la primera vez que Tévez pide que le dejen marcharse del club que entrena Roberto Mancini.

En diciembre de 2010, el argentino se quejó de la pobre relación que mantenía con ciertos ejecutivos del club, llegando a decir que la situación era imposible de solucionar. City argumentó que al contrato con el delantero todavía le restaban tres años. La admisión para darle vía libre fue por tanto denegada.

Tévez pide su libertad para estar con sus hijos

"Vivir sin mis hijos en Manchester ha sido increíblemente duro para mí. Todo lo que hago lo hago por mis hijas, Katie y Florencia. Necesito estar más cerca de ellas...Tengo un gran respeto por el club, su afición y el dueño, Sheikh Mansour, que ha sido muy respetuoso conmigo", ha dicho el futbolista en un comunicado oficial.

Carlos Tévez, de 27 años de edad, llegó al Manchester City en 2009. Ahora quiere que se respete su decisión de irse el club debido a problemas familiares, y en este caso no ha argumentado peleas con directivos. El delantero simplemente quiere pasar más tiempo junto a sus hijos en Argentina, los cuales no han podido estar con él durante su estancia en la ciudad británica.

A pesar de que en meses pasados se especuló acerca de la posible compra por parte del Inter de Milán, lo cierto es que aun no se sabe a qué equipo se marchará el fubolista argentino si deja su actual club. De momento queda claro que no será uno de la Premier League.