Tras la expulsión definitiva de Chacal de la FPLP y de la órbita palestina, el terrorista prosiguió con su carrera criminal ofreciendo sus servicios como mercenario a países árabes y europeos de filiación soviética.

Chacal se asienta en Yemen del Sur, donde en 1976 mimbró la Organización Armada Árabe, reclutando y preparando terroristas del país islámico.

Carlos El Chacal y sus trabajos para Gaddafi , Siria y Ceacescu

En el año 80, se mantuvo ejecutando encargos para Siria y Libia. Hasta paradójicamente, la propia la OLP solicitó sus servicios para asesinar al rey Hussein de Jordania, aunque lo desecharon en última instancia, ya que Chacal, por lo visto, exigía unos honorarios muy caros.

Chacal saltó, de nuevo, a Europa. Esta vez fue requerido por el dictador rumano del bloque del Este, Ceaceuscu, que quería atentar contra disidentes políticos de su régimen. Los trabajos son muy sencillos, consistentes en envíos de cartas bombas a exiliados, que tan sólo sufren heridas leves.

Carlos El Chacal y su guerra personal contra François Mitterrand

En 1982, la compañera sentimental de Chacal, Magdalena Kopp, miembro de la RAF o Facción del Ejército Rojo, fue detenida en Francia. Las circunstancias previas a la detención son inexactas, unas fuentes indican que pudo ser sorprendida manipulando explosivos bajo un coche, mientras que otras, perfilan a Magdalena como una simple falsificadora de la organización.

Chacal focalizó a partir de ahora una lucha personal y en solitario, contra François Mitterrand, presidente de la República Francesa, emprendiendo una serie de acciones terroristas contra objetivos civiles franceses como medida de presión para liberar a su novia.

La idea era que los ciudadanos franceses no se sintieran a salvo en ningún lugar del mundo. Comenzó desde Beirut, en Líbano, donde Chacal pone una bomba en “Centro Cultural Francés” de la ciudad, que sólo obtuvo heridos.

Pero como no obtuvo resultados deseados, Chacal comenzó una verdadera “escalada de terror” efectuando verdaderas masacres, indistintamente tanto en Líbano como en Francia.

Primero estalló un tren de cercanías en el país galo, con un resultado de cinco muertos y más de veinte heridos, para luego asesinar a tiros a un agente de la DSP y su mujer. Siguió, ya en Beirut, donde pone bombas en los asientos de dos trenes de alta velocidad franceses, matando a siete personas y dejando heridas a otras cuatro.

Estas acciones sanguinarias hicieron de Chacal un personaje impopular e incluso para aquellos afines a su ideología. Países de la órbita soviética europea como Alemania del Este, Checoslovaquia y Hungría, renegaron de su simpatía hacia el antiguo adalid de la lucha marxista, y decidieron expulsarle de sus territorios.

Por fin, en 1985 Magadalena Kopp salió de prisión. No se sabe si por la presión ejercida por el terrorista venezolano, porque cumplió su condena, o por pactos secretos con el gobierno francés con un muy debilitado Chacal. Junto con su compañero se instala en Damasco, la capital de Siria, donde tienen una hija.

Detención en Sudán de Carlos El Chacal

Pero como los pactos políticos entre el mundo árabe son muy volátiles, Chacal cambió su residencia a Ammán, en Jordania, país que una década antes era su archienemigo por su afinidad propalestina. Aquí se casó con una jordana, Lana Jarrar.

Chacal ya no tiene la misma popularidad mediática que antaño que le proporcionaba la “causa palestina”, y su credibilidad en el mundo islámico es nulo. Para mantener su modo de vida, Chacal no duda en desvincularse de los intereses árabes.

En 1991 fue llamado por el gobierno sudanés, que a cambio de dinero, le pide que orqueste la resistencia militar cristiana para desestabilizar una inminente insurgencia islámica.

Aunque el presidente de Sudán, Omar el Bendir, no podía hacer frente a las presiones de los servicios secretos internacionales, fue la oferta monetaria a cambio de la entrega de Chacal, lo que resultó definitivo para gestionar la entrega del terrorista.

En Jartúm, la capital de Sudán, se negoció secretamente con Phillipe Rondot, director de la DST, agencia de inteligencia francesa, que es apoyado por la CIA y por Arabia Saudita.

La operación del secuestro del terrorista se materializó el 14 de agosto de 1994, donde se aprovecharon de su convalecencia en un hospital a causa de una operación de varicela. Fueron los mismos guardias sudaneses que le protegían los que le narcotizaron y le transportaron al aeropuerto de Jartúm, donde en un vuelo privado entregan a Chacal a las autoridades francesas.

Cadena perpetua en París de Carlos El Chacal

Ya en suelo francés, el avión aterrizó en la base aérea militar de Vallacoublay, donde un dispositivo policial esperaba a Chacal.

Chacal fue encarcelado y condenado a cadena perpetua, incomprensiblemente, por tan sólo los asesinatos de los agentes de la DST en Rue Telliers en 1975.

Cumpliendo su condena, Chacal vuelve a saltar a la palestra mediática en 1998, esta vez al iniciar una huelga de hambre al considerar que sus derechos humanos son ninguneados. La huelga de hambre sólo dura veinte días, y al parecer la da por zanjada al recibir una llamada telefónica de George Habbash, su antiguo mentor en el FPLP o Frente Popular de la Liberación de Palestina.

Curiosamente, un par de años antes de 2001, declaró premonitoriamente a los medios periodísticos como su sucesor en la lucha armada árabe a un desconocidísimo, por aquel entonces, Bin Laden.

Hoy Chacal prosigue cumpliendo su condena en la cárcel francesa, apoyado moralmente por el presidente venezolano Hugo Chávez, y se ha casado con su abogada francesa Isabel Coutant-Peyre. Se ha convertido al islamismo, confesión que, por lo visto, ya practicaba desde 1964.

Se espera en 2011, un nuevo jucio contra Chacal por sus atentados contra ciudadanos franceses. Mientras tanto, se ha estrenado una película francesa sobre la figura del terrorista "Carlos" de Olivier Assayas.