Lleva varios meses en el mercado, pero su sencillez de manejo, su tamaño reducido y el ser un smartphone asequible en cuanto a precio, hace de este Samsung Galaxy mini, uno de los teléfonos estrella en los catálogos de los principales proveedores de telefonía móvil del país.

Diseño y medidas

En el diseño, Samsung ha buscado minimizar al máximo el tamaño del terminal. Para ello, ha optado por hacer un terminal de formas muy redondeadas, aunque un poco más grueso que el resto de terminales de la familia Galaxy. Logicamente, esto conlleva el tener una pantalla de reducidas dimensiones: 3.1 pulgadas. Las medidas oficiales son, 110.4x60.8x12.1 milímetros y un peso de 105 gramos.

Este Samsung Galaxy mini nos lo podemos encontrar en color blanco o negro.

Procesador y sistema operativo

El procesador que incorpora este Samsung Galaxy mini también es el más modesto de toda la familia. Sus 600MHz y 160MB de memoria, son suficientes para cubrir las necesidades de este terminal. El terminal incluye una tarjeta microSD de 2GB y es posible aumentarla hasta los 32GB.

En cuanto al sistema operativo, incluye la versión 2.2 Froyo de Android. Esta versión ya es montada en otros terminales de la casa coreana como el Galaxy Ace. A esta versión 2.2, Samsung, le da su toque particular con la personalización propia denominada TouchWiz. Con este sistema operativo podremos acceder a todos los servicios y aplicaciones que presta Android.

Pantalla y cámara

La pantalla táctil de este terminal es una TFT de tipo capacitivo, de 3.1 pulgadas de tamaño y una resolución VGA de 320x240 píxeles. Evidentemente, estos datos se quedan muy lejos en calidad y brillo de las imágenes que ofrecen las pantallas SuperAmoled de su hermano mayor el Samsung Galaxy SII, pero que no están nada mal para un teléfono de gama media.

En el apartado de la cámara fotográfica, Samsung no se ha esforzado demasiado, dotando al terminal de una lente de unos escasos tres megapíxeles, con la que podremos tomar unas imágenes de una calidad muy limitada. También permite hacer video a 15fps

Conectividad y multimedia

En el apartado de la conectividad, se nota que uno de los puntos más a tener en cuenta por los diseñadores de la marca coreana, ha sido su posible utilización para acceder a internet, y lo han dotado de las últimas tecnologías existentes. Es posible acceder mediante redes HSDPA y EDGE/GPRS a la conexión 3G, o bien mediante redes WiFi 802.11 (b,g,n). Además de la conexión a internet, el Samsung Galaxy mini cuenta con Bluetooth 2.1, ranura estándar de 3.5 milímetros para auriculares y ranura para tarjetas microSD.

En cuanto a multimedia se refiere, al estar equipado con un sistema operativo Android, será posible acceder a Google Maps, sincronizar distintas cuentas de correo y redes sociales, además de poder acceder al Android Market entre otras. También cuenta con sintonizador de radio de frecuencia modulada y permite reproducir gran cantidad de archivos multimedia, tanto de audio como de video.

Precio y disponibilidad

Actualmente el teléfono se encuentra en los catálogos de las principales operadoras del país, a un precio que puede ir desde los 0 euros hasta los 69 euros, según la compañía y el plan de precios contratado. El terminal libre se puede encontrar a un precio de 159 euros.