El captopril, más conocido por sus marcas comerciales como Altran, Corax, Capoten o Tensil, es un medicamento que se utiliza, fundamentalmente, en el tratamiento de la hipertensión. Otros usos para los que también se emplea el captopril tienen que ver con los problemas de riñón que padecen algunas personas con diabetes y que dependen de la insulina. También se usa para tratar fallos congestivos del corazón o, en el caso de ataque al corazón, como coadyuvante para prevenir un mayor debilitamiento del mismo.

Dosis de captopril a administrar

Las dosis que se administrarán de captopril variarán en función de cuál sea la respuesta del paciente así como de la afección a tratar:

  • Hipertensión arterial: se iniciará el tratamiento con una dosis de 50 mg. en una sola toma o bien 2 tomas de 25 mg. Si no se obtuviera la respuesta deseada al cabo de una o dos semanas se podría incrementar la dosis a 100 mg. En general la dosis no debería exceder de 150 mg. al día, aunque en algunos casos pueden requerirse mayores dosificaciones. La dosis máxima nunca debe exceder de los 450 mg. al día.
  • Insuficiencia cardiaca: Por término medio la dosis se administrará en unas 2 o 3 tomas de 25 mg. al día. Tras una o dos semanas, si no se ha producido mejora, se podrá aumentar cada toma en otros 25 mg.
  • Infarto de miocardio: Tras haber padecido un infarto se administrará una dosis inicial de 6.25 mg. que se aumentará a 37.5 mg. diarios en varias dosis acordes a la tolerancia del paciente. Posteriormente se incrementara a 75 mg. y, finalmente, a 150 mg. al día.
  • Nefropatía diabética: el tratamiento se iniciará con dosis que variarán entre los 75 mg. y los 100 mg. divididos en varias tomas. Estas dosis deberán ajustarse en los casos de insuficiencia renal.

Farmacocinética del captopril

Captopril es un fármaco de absorción rápida, alcanzándose el máximo nivel al cabo de una hora y manteniéndose durante varias horas. Dicha absorción puede verse disminuida a causa de los alimentos, razón por la que deberá administrarse el captopril antes de las comidas. La duración del efecto, aunque hay que asociarlo a la dosis, es de 2 a 8 horas. La inhibición de la ECA tarda 15 minutos, alcanzando el pico en una hora u hora y media. La biodisponibilidad va del 60% al 75%. La distribución del captopril abarca todos los tejidos corporales con excepción del sistema nervioso central. Este fármaco se excreta fundamentalmente a través de la orina.

Contraindicaciones del captopril

El captopril no deberá ser administrado en pacientes que presenten hipersensibilidad o alergia a la sustancia o a otros medicamentos inhibidores de la ECA. El captopril no deberá ser empleado en combinación con las sales de potasio o con ahorradores del mismo, ni tampoco deberá asociarse con sustancias inmunosupresoras.

Captopril durante el embarazo y la lactancia

El captopril es un medicamento no recomendado durante el embarazo, sobre todo durante el segundo y el tercer trismestre. Diversos estudios han relacionado la administración del captopril con problemas fetales como la hipotensión, hipoplasia craneal neonatal, insuficiencia renal reversible o no e incluso el fallecimiento del feto. Por lo que respecta a la lactancia hay que tener en cuenta que se excreta en la leche materna, por lo que no es conveniente compaginar ambas cosas. En cualquier caso lo más adecuado es consultar con el médico.

Efectos secundarios adversos del captopril

El captopril puede producir efectos secundarios de distinta naturaleza. Por lo que respecta al riñón se ha constatado que entre 1 y 2 de cada 1000 presentan insuficiencia renal, síndrome nefrótico, poliuria, oliguria o frecuencia urinaria. En cuanto a la proteinuria se ha observado que puede afectar a 1 de cada 100.

Los efectos dermatológicos abarcan la erupción con prurito que puede ir acompañada con fiebre. Por lo general se trata de un síntoma leve que desaparece disminuyendo o suspendiendo la medicación.

Los efectos cardiovasculares comprenden la hipotensión, la taquicardia, el dolor torácico, las palpitaciones, la angina de pecho, el infarto agudo de miocardio y la insuficiencia cardiaca.

Entre los efectos de carácter hematológico cabe destacar la anemia, la leucopenia, la trombocitopenia o la pancitopenia.

Otros efectos secundarios incluyen la pérdida de percepción del gusto –que es reversible–, angioedema, síndrome de Raynaud, pénfigo buloso, pacreatitis, dermatitis, ictericia, hepatitis, necrosis, colestasis, rinitis, visión borrosa, impotencia, hiponatremia sintomática, mialgia, ataxia, miastenia, depresión o somnolencia, entre otras.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.