Vales mucho. Quieres decírselo a todos, pero a veces no te animas. Estás más informado, pero también tienes muchas dudas. Estás atento a lo que te pasa a ti y a los demás. No siempre los adultos lo notan, pero estás sintiendo cosas diferentes.

Te gusta cada vez más tener amigos y compartir con ellos. A veces estás contento, con ganas de hacer muchas cosas… y a veces un poco inseguro. Sientes que estás cambiando. Eres un adolescente y tu personalidad ya no es igual: la relación con tus padres, con los adultos y con tus compañeros es distinta, pero… ¡todo lo que está por venir en tu vida es genial!

Siéntete bien para pasarlo bien

Tu cuerpo está cambiando. Conocerlo y aceptarlo es la clave para estar bien contigo mismo y los demás. Necesita que lo trates bien, que lo nutras con variedad de alimentos como lácteos, frutas y, sobre todo, verduras.

Toda esa alimentación debe estar acompañada de una vida activa y llena de ejercicios. Como bailar, andar en bicicleta, correr, hacer deportes, patina, jugar al aire libre. Estar activo es lo mejor que puedes hacer para evitar el sobrepeso, mejorar tu piel y sentirte más alegre. Cuando estás en movimiento te sientes mucho mejor, te sientes bien.

Cambios en una mujer adolescente

En la adolescencia todo tu cuerpo se va modificando. Aumentas de peso y estatura muy rápidamente. Crece el tamaño de tus caderas, tus senos también comienzan a crecer, y es normal que experimentes un pequeño dolor mientras eso sucede. Crece vello en tus axilas y en la zona púbica. La piel se hace más grasa y puede aparecerte acné.

Es importante que sepas que todos estos cambios pueden ocurrir antes o después que en el resto de las chicas…. ¡y es normal que así sea!

También se producen tus primeros ciclos menstruales o “periodos”, más o menos dos años después de que tus senos empezaron a crecer. Es uno de los cambios más importantes que sucede a todas las chicas de esta edad.

Es probable que durante los dos primeros años los periodos no sean regulares, y es normal que así sea.

Todos estos cambios significan que tu cuerpo ya está preparado biológicamente para la maternidad. Tus pensamientos y sentimientos comienzan a relacionarse directamente con esos cambios.

Cambios en un hombre adolescente

En la adolescencia, todo tu cuerpo se va modificando. Aumentas de peso y estatura muy rápidamente.

Comienza a crecer vello en tus axilas, en la zona púbica y en la cara. La piel se hace más grasa y puede aparecerte acné. Tu voz comienza a cambiar

Además, se desarrollan los músculos del tórax, brazos y piernas. También transpiras más. Tus genitales cambian en su aspecto reaccionando de manera diferente ante estímulos: tus pensamientos y sentimientos comienzan a relacionarse directamente con esos cambios. A esta edad, tu cuerpo, de a poco, empieza a prepararse biológicamente para la paternidad.

Para sentirte bien...

Cuidar tu cuerpo es también cuidar la boca y los dientes. Alimentarse de una manera saludable, visitar al dentista periódicamente y cepillar siempre los dientes después de las comidas. Esos consejos te ayudan a tener una buena alimentación y a conservar los dientes sanos y más blancos por mucho tiempo.

Cuidar tu cuerpo significa también que lo mantengas aseado, que tengas todas las vacunas al día y que realices controles médicos, en otras palabras, tu cuerpo necesita que lo cuides.