Una actuación habitual en reparaciones caseras y albañilería es el cambio de un cristal roto de una ventana o de un ventanal exterior. Además, el proceso de reposición es sencillo, simple y puede ser realizado por alguno de los usuarios de la vivienda.

Los pasos a seguir para proceder al recambio de un vidrio roto es el siguiente:

  • Extracción del cristal roto. Antes de proceder a retirarlo, deberá extender papel de periódico por el suelo de un lado a otro de la ventana para recoger los trozos de cristal que puedan caer. Igualmente, deberá ponerse guantes resistentes para proteger las manos y zapatos gruesos para los pies. Es también recomendable utilizar gafas:
  1. Primero debe empezar quitando los trozos de cristal más grandes. Luego empuje o golpee suavemente los trozos más pequeños. En el caso de que haya que romper el cristal en el marco, deberá colocar trozos de cinta adhesiva sobre el mismo para que los fragmentos no se separen.
  2. Saque los trozos restantes y la masilla del marco con un formón.
  3. Por último, arranque los clavos o clips que se hayan utilizado para mantener el vidrio en su sitio; guarde los clips y marque la posición en el marco si la ventana es de metal.
  • Cómo cortar el vidrio. Para cortar un vidrio se requiere de un cortador de cristal, una superficie firme pero blanda, como por ejemplo una mesa recubierta de una manta, y un borde recto:
  1. Si corta un vidrio para sustituir otro roto, deberá comprobar que las dimensiones y las medidas de la ventana en distintos puntos es la misma.
  2. Tenga en cuenta que el tamaño del vidrio deberá ser 3 mm menos que la medida más pequeña. En el caso de que las dimensiones sean muy irregulares, deberá sacar la ventana y llevarla a un cristalero para que sea un profesional quien realice el corte.
  • Cambiar el cristal de la ventana:
  1. Para realizar este trabajo será suficiente emplear un kilogramo de masilla para 3,5 metros de marco de ventana.
  2. Igualmente, necesitará clavos de vidriero para las ventanas de madera y clips para los marcos de metal, de esta forma mantendrá el vidrio en su lugar.
  3. Una vez que haya retirado el cristal viejo, deberá preparar el parco, es decir, limpie el rebaje que sujeta el vidrio y aplique una primera capa fina de masilla.
  4. Cuando el cristal se encuentra ya en su lugar, alise una segunda capa de masilla con una brocha húmeda; elimine la masilla sobrante con una espátula y deje secar la zona antes de proceder a limpiar la masilla restante que haya quedado en los cristales.

Cómo quitar un marco

En primer lugar, deberá desatornillar y quitar todas las partes del marco; después retire el cristal del marco fijo. A continuación, corte los clavos o tornillos con una sierra de arco, y con un marco de metal vaya buscando las lengüetas que sujetan al marco en la argamasa de cada lado. Una vez que haya eliminado la argamasa, golpee el marco desde el interior con un martillo pesado.

Cuando haya sacado el marco, limpie los lados de la apertura y rellene los agujeros que han dejado los huecos salientes de la madera vieja.

Lo primero que debe hacer para retirar un marco viejo es realizar cortes con ángulos inclinados en las zonas horizontales del marco, extrayendo las secciones del medio. Intente no dañar el antepecho de la ventana.

Después, retire las secciones horizontales sueltas del marco golpeando con un martillo pesado. En el caso de que no salgan, tire de ellas para extraerlas.

Por último, saque las partes laterales haciendo palanca contra la pared. Si no dispone de una palanca, utilice un martillo de orejas.

Sustitución del premarco

En la gran mayoría de los casos puede conservar el antepecho interno de la ventana que ya existía y fijar sobre él el nuevo marco.

Para colocar el marco en la posición idónea, deberá introducir cuñas de madera en las partes inferior y superior y en las jambas.

Pasos a seguir en la colocación del marco:

  1. Coloque el marco en su sitio, bloquéelo con cuñas y compruebe si la apertura está al nivel. Luego, retire el marco y realice agujeros para los tornillos a intervalos equidistantes.
  2. A continuación, coloque una capa de cemento en la base de la apertura lo bastante gruesa como para que se asiente el alféizar y se pueda volver a asentar el marco y las cuñas. Una vez que el marco esté en su posición, taladre agujeros en la pared desde el mismo lugar que se habían hecho en el marco. Compruebe la profundidad del agujero con un tornillo y retire el marco.
  3. Coloque los tacos en el marco e inserte los tornillos.
  4. Una vez que la argamasa haya fraguado, rellene el hueco restante con masilla. Por último, instale las ventanas y el cristal.