El astrofísico Abel Méndez, del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria de la Universidad de Puerto Rico, en Arecibo, afirmó que están dadas las condiciones para que en 2013 se encuentre por lo menos un planeta gemelo de la Tierra, acontecimiento que sería un hito épico para la humanidad.

Según la revista Space.com, Méndez dice que desde 1995 se vienen descubriendo planetas extrasolares, entre los cuales abundan los gigantes gaseosos, las supertierras y los planetas pequeños rocosos. Entre estas dos últimas categorías de planetas estarían los similares a la Tierra, porque muchos están en zonas habitables, pero en general tienen demasiada masa para ser considerados siquiera parecidos a la Tierra.

Perfeccionamiento en la detección de exoplanetas

Méndez agrega que desde el primer exoplaneta descubierto, los métodos de detección se han ido perfeccionando. Hasta ahora hay unos 800 planetas extrasolares clasificados y varios más detectados que están en carpeta para confirmar su existencia con más observaciones.

El primer método de detección fue el bamboleo que generaba un planeta en la traslación de su estrella anfitriona. Estas perturbaciones en las órbitas estelares permitieron descubrir planetas gigantes gaseosos, entre ellos los denominados Júpiters calientes, los que por sus masas influyen de manera determinable desde la Tierra, las órbitas de sus estrellas.

Posteriormente, con la Misión Kepler, se han detectado cientos de exoplanetas con el método del tránsito del planeta por su estrella, esto es la disminución del brillo de esa estrella vista desde el telescopio espacial Kepler. Para que esta detección sea posible deben ocurrir algunas circunstancias, como que el plano de la órbita de ese planeta sea visible desde la posición de Kepler - que es la de la Tierra - y que su órbita sea lo bastante cercana a su estrella, como para que el tránsito sea frecuente en períodos comprobables por los científicos.

La misión Kepler ha detectado algunos de los mejores candidatos a ser planetas habitables, entre los que se destaca Kepler 22 b, un exoplaneta de una masa de 2,4 veces la de la Tierra que orbita la estrella Kepler 22 en 290 días; Kepler 22 es un sistema estelar que está ubicado a unos lejanos 600 años luz.

El descubrimiento de un gemelo para 2013

Tanto Méndez como Geoffrey Marcy - uno de los más famosos pioneros en la búsqueda de exoplanetas -, creen que el año del descubrimiento de un exoplaneta que no deje dudas respecto de su similitud con la Tierra será el 2013.

Varios hitos jalonan esta afirmación, entre ellas el reciente anuncio del descubrimiento de Tau Ceti f, un exoplaneta con una masa equivalente a 4 Tierras que orbita la zona habitable de Tau Ceti, una estrella muy similar al Sol a solo 11,9 años luz de distancia. En este caso la masa de este planeta sería un impedimento para pensar en la vida como la conocemos, pero nada impide suponer que el sistema pueda generar agua líquida y mantener una atmósfera.

Este planeta cercano fue detectado por el método de bamboleo con el instrumento HARPS (High Accuracy Radial Planet Speed en inglés, es decir Buscador de Planetas por velocidad radial), con el telescopio que el Observatorio Europe Austral tiene en La Silla, Chile. El método permite encontrar planetas pequeños en sistemas estelares cercanos, por lo que Méndez afirma que "HARPS debería ser capaz de encontrar a los más interesantes y cercanos gemelos Tierra".

Cantidad de posibles gemelos de la Tierra en la Vía Láctea

Otro reconocido astrónomo, Mikko Tuomi, de la Universidad de Hertfordshire, en Inglaterra, uno de los que dirigió el la investigación del descubrimiento de Tau Ceti f, dijo que se puede calcular la cantidad de exoplanetas similares a la Tierra: "Asumiendo que 1:10.000 son similares a la Tierra que nos daría 5.000.000 esos planetas" y agregó: "Así que yo diría que estamos hablando de por lo menos miles de planetas".

Este posible descubrimiento tendrá un efecto profundo en la humanidad. Al decir de Marcy: "Nosotros sabemos que el océano cósmico contiene islas y continentes por cantidades de miles de millones, capaces de soportar tanto la vida primitiva como civilizaciones enteras".

Fuente: Space.com