Sus títulos dicen mucho de Cáceres: su casco antiguo, denominado la Ciudad Vieja, está considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y forma parte del grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, de la Red de Juderías “Caminos de Sefarad” y de la Red de Cooperación de Ciudades en la Ruta de la Plata.

Pero, además, Cáceres es una ciudad moderna en la que se pueden realizar numerosas actividades, tanto culturales como de ocio, y todo ello con una infraestructura y unos servicios turísticos de la más alta calidad.

Datos útiles sobre Cáceres

Cáceres es la capital de la provincia homónima, además de estar considerado como el municipio más extenso de España, con una superficie total de 1.750,33 kilómetros cuadrados. Conforma, junto a Badajoz, la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Posee un clima de tipo continental, con unos veranos muy calurosos y secos, mientras que los inviernos son largos, aunque ligeramente suavizados por la influencia oceánica de la costa atlántica portuguesa. La temperatura media anual es de 16,1 grados centígrados, siendo la máxima de 25,8 grados y la mínima de 7,9 grados.

Para aquellos que visiten Cáceres, deben saber que la ciudad posee un privilegiado conjunto monumental, único en España, con palacios, casonas, iglesias, conventos, restos arqueológicos, jardines o parques que nos trasladan en el tiempo, pero que también existe un Cáceres moderno y muy animado que también encandila a cuantos visitan esta villa extremeña.

Qué ver en Cáceres

El patrimonio histórico-monumental de Cáceres es realmente apabullante. Desde restos de los primeros asentamientos humanos del Paleolítico Superior (Cueva de Maltravieso), pasando por las ruinas del primer asentamiento romano en el campamento de Cáceres el Viejo, las murallas árabes, el segundo mayor aljibe del mundo o el barrio judío, sin olvidar su increíble conjunto de arquitectura civil y religiosa.

Los palacios, las casonas, las iglesias y los conventos se suceden por toda la Ciudad Vieja. Es el caso de la Concatedral de Santa María de Cáceres y las iglesias de San Francisco Javier, la de San Mateo o la iglesia y convento de Santo Domingo.

Entre los monumentos civiles, destacar, entre otros, los palacios de los Golfines de Abajo, de Carvajal, de las Cigüeñas, de las Veletas, de los Golfines de Arriba, de Toledo-Moctezuma o de Francisco de Godoy, junto a la Casa de los Solís, la de Lorenzo de Ulloa, la del Mono, la de los Ribera, la de los Caballos o la Casa del Sol.

En la visita a la ciudad no hay que olvidar sus numerosas torres defensivas, como la Adosada, la del Aire, la de Carvajal o la de Bujaco; los arcos de la Estrella, del Cristo o de Santa Ana; las puertas de Pizarro, Mérida o Coria; la Plaza Mayor o las plazas de Santa María, San Jorge o San Mateo.

Qué comer en Cáceres

La gastronomía cacereña es una deliciosa amalgama de influencias árabes, sefardíes y de la cocina del campo, junto al legado culinario que han aportado los numerosos conventos y monasterios de la provincia, entre los que destacan Yuste o Guadalupe.

La ciudad posee una excelente oferta de restaurantes con una carta que incluye tanto recetas tradicionales como otras revisadas o mucho más innovadoras. Entre los platos más típicos de la gastronomía cacereña están la chanfaina, las migas extremeñas, el gazpacho, el frite (realizado a base de cabrito o cordero), las patatas en escabeche con tencas, la caldereta extremeña, el queso Torta del Casar, los productos procedentes de la matanza, los dulces conventuales o la escabechera navideña.

Dónde alojarse en Cáceres

Cáceres posee una amplia oferta de alojamiento con una gran variedad de opciones. Si lo que se busca es un hotel de cinco estrellas, el Palacio de Arenales es la elección acertada. Entre los establecimientos de cuatro estrellas se encuentran el AH Ágora, el Extremadura, el Cáceres Golf, el Parador Nacional de Cáceres, el NH Palacio de Oquendo, el Barceló V Centenario o el Husa Gran Hotel Don Manuel.

La oferta de tres y dos estrellas es la que más predomina, con hoteles como el Husa Alcántara, Casa Don Fernando, el Albarragena, el AHC Hoteles Low Cost, el Alfonso IX, el Don Carlos, el Don José o el Iberia-Plaza de América.

La ciudad de Cáceres lo tiene todo, presente, pasado y futuro, para proporcionar una estancia de esas que no se olvidan fácilmente.