La lucha contra el cáncer ha encontrado un nuevo aliado en la papaya, aunque siempre se había creído que esta planta de origen centroamericano contenía propiedades curativas; no es si no hasta ahora que un científico de la Universidad de Miami lo ha demostrado en un estudio.

En un estudio publicado en la revista académica Journal of Ethnopharmacology; el investigador de la Universidad de Florida, Nam Dang y algunos de sus colegas en Japón, afirman que el té y el extracto de la hoja de papaya pueden ayudar en la lucha contra el cáncer.

El anterior estudio ha sido divulgado en la edición de febrero de la revista y publicado el martes 9 de marzo por la Universidad de Florida.

Uso tradicional de la papaya

El uso de la papaya siempre ha sido muy diverso. Ha sido utilizada para tratar múltiples malestares, ha sido empleada como alimento y como ablandador de carnes en la cocina y su tallo es usado en la producción de sogas.

La papaya ha sido utilizada como un remedio popular para una variedad de enfermedades en muchas partes del mundo, especialmente de Asia. Se ha empleado principalmente para el tratamiento de trastornos gastrointestinales, así como para patologías como la diverticulitis del colon. También se afirma que es un excelente cicatrizante, ayudando a curar las aftas bucales.

Las propiedades curativas de la papaya contra el cáncer

Las propiedades curativas de esta planta pueden ayudar a combatir una amplia gama de tumores. Los investigadores documentaron el efecto anticanceroso de la papaya contra tumores en el cuello uterino, de mama, de hígado, de pulmón y páncreas.

Los científicos utilizaron un extracto de hojas secas de la papaya y los efectos fueron más fuertes cuando las células recibieron grandes dosis de té de hoja de papaya. Dang y los otros científicos mostraron que el extracto de la hoja de papaya aumenta la producción de moléculas de señalización claves llamado Th1-tipo citosinas, que ayudan a regular el sistema inmunológico.

Los investigadores sometieron a 10 tipos diferentes de células cancerígenas a cuatro grados de concentración del extracto de la hoja de la papaya y midieron el efecto después de 24 horas. La Papaya frenó el crecimiento de tumores en todos los cultivos de células.

Los investigadores dijeron que el extracto de papaya no tenía efectos tóxicos sobre las células normales, evitando un efecto secundario común de muchos tratamientos contra el cáncer. Esto podría conducir a tratamientos terapéuticos que utilizan el sistema inmunológico para luchar contra el cáncer.

¿Qué es el cáncer?

Una explicación básica de lo que es este mal se encuentra en la pagina del Instituto Nacional del Cáncer. De acuerdo con el instituto existen más de 100 tipos de cáncer.

Todos los cánceres empiezan en las células. Las células son las unidades básicas que forman los tejidos del cuerpo. El cuerpo está compuesto de muchos tipos de células. Estas células crecen y se dividen para producir nuevas células conforme el cuerpo las necesita. Cuando las células envejecen, mueren y éstas son reemplazadas por células nuevas.

Pero a veces, este proceso ordenado de división de células se descontrola. Células nuevas se siguen formando cuando el cuerpo no las necesita. Cuando esto pasa, las células viejas no mueren cuando deberían morir. Estas células que no son necesarias pueden formar una masa de tejido. Esta masa de tejido es lo que se llama tumor.

El cáncer que cada año cobra miles de víctimas en el mundo, es un mal para el cual no existe una cura definitiva, el éxito en su tratamiento radica especialmente en su detección temprana. Los especialistas afirman que es de vital importancia hacerse pruebas para detectarlo aun cuando no se tenga ningún síntoma.