La bronquitis, según sea la duración y la etiología, se divide en dos tipos: la bronquitis aguda, de corta duración, y la bronquitis crónica, que nunca desaparece por completo. El tabaco es una de las causas más frecuentes de la bronquitis crónica.

Causas de la bronquitis

La bronquitis aguda, por lo general, es la consecuencia de una infección producida por un virus. La nariz, lo senos paranasales y la garganta son los primeros afectados. La infección, luego, se propaga hacia los pulmones. En algunos casos puede cursar una infección de tipo bacteriano. Entre la población hay ciertas personas con un perfil de riesgo, entre los que se encuentran las personas ancianas, los bebés y los niños, personas afectadas de cardiopatía o neumopatía y los fumadores.

La bronquitis también puede verse agravada por una serie de circunstancias como, por ejemplo, la contaminación atmosférica, las alergias, las infecciones y algunas ocupaciones profesionales, como pueden ser las relacionadas con la minería, los textiles o la manipulación de grano.

Síntomas de la bronquitis

Los síntomas que se mencionan a continuación están asociados indistintamente a la bronquitis crónica o aguda:

  • Molestias en el pecho.
  • Tos con moco que, en el caso de tener un color verde amarillento, indica que es muy probable que exista una infección de tipo bacteriano.
  • Fiebre por lo general baja.
  • Dificultades respiratorias que se agravan fácilmente con el esfuerzo.
  • Fatiga.
  • Sibilancias.
  • Inflmación de los bronquios.
  • Obstrucción de los alveolos.
  • Malestar general.
En el caso de la bronquitis aguda, la tos seca puede persistir durante bastantes días a pesar de que la afección ya se haya resuelto. Por lo que respecta a la bronquitis crónica cabe señalar que hay una serie de síntomas adicionales como pueden ser la inflamación de los pies, tobillos y piernas, así como bajos niveles de oxígeno que puede producir una coloración azulada en los labios o bien infecciones respiratorias recurrentes. Y después, tanto en el caso de la bronquitis crónica como de la bronquitis aguda, pueden darse complicaciones como la neumonía. La bronquitis crónica también supone un mayor riesgo de padecer hipertensión pulmonar, insuficiencia cardiaca derecha o enfisema.

Tratamiento de la bronquitis

En los casos más comunes la infección remite al cabo de una semana por sí sola sin mayores complicaciones. Los antibióticos no tendrán ningún efecto en el caso de que la afección sea vírica, pudiendo ser necesarios si se produce una infección pulmonar de carácter bacteriano junto a la bronquitis crónica.

Las medidas preventivas, tanto para evitar la bronquitis como para paliar sus efectos cuando se ha contraído, consisten en tomar mucho líquido, descansar, tomar aspirina (solo en el caso de los adultos) o paracetamol cuando haya episodios febriles, utilizar un humidificador y, sobre todo, no fumar.

Cuando no se aprecia una mejoría significativa el facultativo puede recetar un medicamento que se conoce como broncodilatador, cuyo efecto consiste, precisamente, en dilatar las vías respiratorias en los pulmones y, por ende, lograr que se respire mejor. Por lo general este fármaco se inhala. El médico debe indicar al paciente como usar de forma correcta el inhalador.

Remedios caseros naturales y alimentos para la bronquitis

Existen diferentes tipos de remedios caseros para atenuar las consecuencias de la bronquitis.

Para lograr una expectoración productiva, calmar la tos y reducir la inflamación de la mucosa se hierven 50 gramos de malva en 1 litro de agua durante unos 20 minutos. Este preparado se tomará 3 veces al día.

Para calmar la inflamación de la garganta y disolver algo la mucosidad se puede hacer gárgaras frecuentemente de agua tibia con sal.

Para abrir las vías respiratorias así como para la expectoración existen muchas hierbas con las que preparar tisanas; un buen remedio puede ser el eucalipto, con limón y miel.

El jugo de cebolla, guayaba, limón, naranja y miel es otra interesante preparación para mitigar los síntomas de la bronquitis. La cebolla, en particular, es uno de los alimentos con mayores propiedades para combatir la bronquitis. De hecho hay muchos alimentos y preparados para tratar la bronquitis de una forma natural.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.