El 28 de septiembre de 1934 nació en en París la hija de Louis Bardot, directivo de una empresa industrial, y, Anne-Marie Mucel, que organizaba desfiles en una casa de modas. Brigitte Bardot celebra este año tres cuartos de siglo de vida.

21 años en el cine con 60 películas

A la temprana edad de 14 años comienza su carrera como modelo de sombreros para la revista Elle, llegando a ser una de las modelos parisinas más deseadas.

En 1952, a los 18 años de edad, alcanza la fama como actriz en "Dios creó a la mujer" dirigida por su entonces marido, Roger Vadim. Memorable es la escena de BB bailando descalza sobre una mesa, recordada como una de las más eróticas del cine.

En 1973, con 39 años de edad, decide retirarse. Para entonces había filmado más de 60 películas y su figura entera había sido fotografiada unas 60 mil veces. Sus gestos, tan personales, estaban llenos de una sensualidad diferente, que no dejaba a nadie afuera; parecía buscar complicidad y picardías en el espectador. Su cuerpo hablaba en las fotografías, demostrando diversos mensajes continuamente.

Icono de distintos movimientos

Brigitte representó un movimiento hacia la libertad femenina que acaparó los años 60 en Francia, ya que sentía un abismo de libertad que le producía manifestarse graciosa, simpática, hasta sensual, para no sentirse tan sola.

Todo provenía de una gran necesidad de afecto, lleno de desgarradoras depresiones que ocasionalmente la llevaron a intentar varias veces quitarse la vida. Cuando cumplió 50 años dijo: "Lo difícil no es vivir; lo difícil es sobrevivir". Para entonces los animales llenaban su vida.

Bardot cautivó no sólo a los hombres de medio planeta, sino también a millones de mujeres que intentaron imitar su envidiado look. Su melena rubia, sus perfilados labios o su sofisticación y su 'sex appeal' a la hora de vestir y moverse no dejaron indiferente a nadie.

Actriz, escritora y protectora de los animales

También probó suerte como escritora en un libro que cuenta sus memorias, "Iniciales B.B.", confesando sus periodos de depresión, el infierno que vivió con los paparazzis y el nacimiento de su hijo Nicolás en 1960, del que fue incapaz de hacerse cargo, dejándole al cuidado de su padre, Jaques Charrier. "No soy una madre y tampoco quiero serlo", declaró la artista.

En 1973 la actriz decide deshacerse del 'mito erótico Bardot', vendiendo su ropa y sus joyas para dedicarse plenamente a su faceta de defensora de los animales en la Fundación Brigitte Bardot.

Harta de los paparazzis y anhelando una vida más tranquila, BB se retira del cine convirtiéndose en una de las activistas más importantes a favor del derecho de los animales. Inolvidables fueron las críticas que la francesa le lanzó a otra de las divas del cine, Sofia Loren, por vestir pieles.

No tan oportunas fueron las opiniones políticas que publicó con comentarios no muy acertados sobre los inmigrantes musulmanes en Francia, por las que la actriz ha sido multada en varias ocasiones y que la situaron en el entorno del Frente Nacional de Jean Marie le Pen.

Una celebración por todo lo alto

Hoy, a sus 75 años y conservando parte de la belleza que la llevó a ser considerado un auténtico mito erótico, está consagrada a una causa muy concreta: la defensa de los animales.

Además y con motivo de tan célebre aniversario, la ciudad que la vio nacer ha decidido rendirle un homenaje en el Espace Landowski en Paris, que permanecerá abierta hasta el próximo mes de enero, recordando con fotografías y demás material (su vestido de boda y retratos de Andy Warhol) los mejores momentos de la vida de esta actriz.

"Estoy muy orgullosa de tener una exhibición propia y porque me reconozcan lo que he logrado en mi vida", declaraba la artista, quien no pudo asistir a la inauguración por problemas de artritis.