Los primeros habitantes de la región, los indios carijós y arachanes, utilizaban un viejo camino llamado Mboipetiba (que en lengua tupí-guaraní significa pantanal de muchas cobras), para realizar el intercambio de mercaderías. Tiempo después este camino fue utilizado por los bandeirantes, para el tráfico y comercio de esclavos desde el sur al centro del país.

Actualmente, pasa por ahí la BR-101, una de las carreteras más importantes de Brasil. El camino recorre el estado desde de norte a sur: desde la ciudad de Torres, pasando por Capão da Canoa y Tramandaí, hasta llegar a la frontera con Uruguay, en la localidad de Chuí.

Ubicación

Rio Grande do Sul se encuentra en el extremo sur de Brasil. Cuenta con 620 kilómetros de costas sobre el Océano Atlántico, en las que se hallan varias ciudades que atraen turistas nacionales e internacionales. Las más importantes, por su cercanía con Porto Alegre, la capital estadual, son: Torres, Capão da Canoa y Tramandaí.

Por avión, se puede acceder por medio del Aeropuerto Internacional Salgado Filho de Porto Alegre (POA). Desde allí, la autopista BR-290 permite la conexión con la ciudad de Osorio, desde donde se accede a la RS-389 (destino Capão da Canoa y Torres) o a la RS-030 (con destino a Tramandaí).

Torres

Es la ciudad costera más importante de todo Rio Grande do Sul y se ubica en el extremo norte del estado, haciendo de límite con Santa Catarina. Está a 197 kilómetros de Porto Alegre y recibe ese nombre debido a la presencia de tres grandes cerros que se encuentran a la orilla del mar.

Sus playas principales presentan una geografía accidentada, que le dan un paisaje único a la ciudad. Las principales son Praia Grande, Praia do Meio, Praia da Cal y Praia da Guarita. Esta última, es la playa más bonita de la ciudad, debido a la presencia de tres cerros: Torres Centro, Torres Sul y Guarita, que le da nombre al complejo paisajístico.

La ciudad cuenta con la única reserva natural del país que alberga una población de lobos y leones marinos. Se trata de la Ilha dos Lobos, una isla de origen geológico formada como consecuencia de la continuación de la Serra Geral. En ella está terminantemente prohibida la pesca, la caza y la práctica de surf. Existen dos empresas que ofrecen recorridos en embarcaciones, para que los turistas puedan conocer y admirar a los lobos marinos.

Capão da Canoa

Posee once balnearios a lo largo de sus diecinueve kilómetros de playas. Existen lugares apropiados para la práctica de surf, la pesca y el baño. La ciudad tiene una ubicación privilegiada para la observación de los amaneceres y atardeceres. Existe una amplia red gastronómica que incluye pizzerías, restaurantes y parrillas.

Capão da Canoa se ubica a tan sólo 132 kilómetros de la capital estadual. Cuenta además con una laguna, ubicada al oeste del municipio, formada por aguas dulces y calmas de alrededor de 120 km² de superficie. En las cercanías de la ciudad existen dos parques acuáticos: el Marina Park y la Fazenda dos Ácqua Lokos.

Tramandaí

Ubicada a 118 kilómetros de Porto Alegre, Tramandaí es conocida como la Capital de las Playas del estado, debido a las variadas opciones de placer y deportes, sumado a las bellezas naturales y el parque forestal que cuenta con un camino ecológico.

Durante los veranos, la ciudad logra alcanzar una población de 250.000 habitantes, cifra que llega al medio millón de personas durante los fines de semana. La ciudad ofrece una de las vidas nocturnas más agitadas del estado, con una amplia oferta cultural, de fiestas y de espectáculos.

Estas tres ciudades atraen turistas de todo el país, así como personas de Argentina, Uruguay y Chile. La temperatura ideal durante el verano, la buena hotelería y la variada gastronomía las convierte en un destino de calidad.