Dicen por ahí, que la necesidad agudiza el ingenio. Y en tiempo de crisis importa aplicar este refrán popular si se desea tener cosas que antes simplemente se compraban hechas en la tienda.

Ahora que se acerca la Navidad existen miles de opciones más económicas si se desea decorar la casa. Una de estas opciones es colocar botas de Navidad para decorar las puertas, tanto la de entrada a la casa, como las de las diferentes estancias. Cualquier persona puede confeccionar una sin necesidad de grandes conocimientos de costura. Sólo comprando trozos de tela de diferentes colores y jugando un poco con ellas se pueden realizar distintos modelos.

Materiales para confeccionar una bota de Navidad

  • 50cm. de popelina roja (depende del gusto de cada quien, puede ser también fieltro, terciopelo o la tela que se desee).
  • 35cm. de guata.
  • 20cm. de popelina verde.
  • Un cuadrado de popelina amarrilla de 10 x 10 cm.
  • Pegante para tela (es opcional también se puede emplear la pistola de silicona o coser a mano).
  • 4.5mts. de cinta negra de 2cm. de ancho (de raso o terciopelo, por ejemplo).
  • Papel para elaborar el patrón de la bota.
Instrucciones para elaborar botas navideñas

Primero se hace el dibujo de la bota en el papel de 50cm. de alto por 20cm. aproximadamente de ancho y se recorta para obtener el patrón. Igualmente se hace un patrón de la silueta de un árbol de navidad, una estrella y tres rectángulos que se colocarán formando una franja en la parte superior de la bota simulando un vitral; de esta manera queda el modelo para hacer cuantas botas se deseen (ver foto).

Usando estos patrones se cortan tres botas en la popelina roja y una cuarta en la guata. También se cortan el arbolito, la estrella y los rectángulos, uno de cada color de la tela (rojo, verde y amarillo). El árbol cubrirá todo al ancho de la bota, la estrella aproximadamente de 10x10, y los rectángulos de 5cm. de altura por 20cm de ancho los tres juntos (de manera que cubran toda la franja superior de la bota.

Después, con el recorte del arbolito se dibuja el contorno sobre una de las botas rojas, y se fijan todas las piezas recortadas (arbolito, estrella y rectángulos) sobre ese dibujo con alfileres o con el pegamento especial para tela.

Por otro lado, se coloca la bota hecha en la guata sobre otra de las botas rojas y encima se le pone la que tiene los recortes pegados. Se cosen las tres piezas con hilo rojo o se pega. Esta pieza será el lado exterior de la bota.

El remate de la bota de Navidad

Se coge la cinta negra para hacer un biés que remate el adorno de la bota, esto es: se dobla a lo ancho la cinta de manera que quede más angosto y grueso. Con la ayuda de alfileres para fijarla, se va delineando con esta cinta todo el contorno del adorno de la bota (el arbolito, la estrella y los tres rectángulos) de manera que no se vean las orillas de los recortes de tela, y se cose la cinta (o se pega) por ambos bordes quedando fija a los recortes decorativos y a la popelina roja.

Aparte, con la cinta negra se hace un pequeño biés doblando a lo ancho igualmente 10cm de ésta, y se cose por los lados o se pega. Luego se dobla de manera que forme un óvalo y se pegan los extremos (o se cosen) en la esquina superior izquierda de la tercera bota roja.

Para finalizar, encima de esta pieza se coloca la bota que ya está acolchada con la cara que tiene el adorno hacia adentro y se cose (a máquina si se tiene o a mano) por todo el contorno de la bota exceptuando el lado superior. Al hacerlo, se deja 1cm. de espacio entre la costura y el extremo de la tela. Para darle colorido, se puede utilizar un hilo con un tono diferente que puede ser verde para que quede más navideño.

Luego se pone al derecho y se rellena la bota con lo que se desee para colocarla. Hará un bonito efecto en las puertas, y la ocasión merece el esfuerzo.