Un lugar en Internet en el que los lectores se reúnen e intercambian libros. Eso es BookMooch. Permite hacer un trueque, enviando y recibiendo material de lectura. Una buena opción para mantener una biblioteca variada y cambiante sin necesidad de gastar mucho dinero. “Nueva vida para libros viejos”, es el lema de la comunidad.

Cómo funciona

Una vez que la persona interesada en participar se inscribe en la página, los pasos siguientes son muy sencillos. Primero, debe ingresar los libros que desea enviar a otros. Cada libro incluido en la lista representa un décimo de punto a favor del usuario.

Cuando se ha publicado el inventario, los demás usuarios pueden verlo y solicitar que alguno de los libros les sea enviado. Si la operación se concreta y el envío es local, se acredita un punto a favor del que lo envía. En caso de enviarlo al extranjero, el usuario suma tres puntos. Además si, luego de recibir el libro, el usuario deja un comentario en el perfil de la persona que se lo envió, recibe 0,1 puntos.

Ingresar volúmenes nuevos en la lista, enviar libros y comentar en los perfiles luego de las transacciones son las tres formas de acumular puntaje.

Cuando el usuario solicita libros se le descuenta un punto si el intercambio es a nivel local o dos si el volumen viene del extranjero. Pero los puntos no son lo único importante en este caso, ya que es obligatorio enviar por lo menos un libro por cada dos que se reciban. El único costo que tiene es el del correo cuando se envían los ejemplares.

Costado solidario

El sistema permite que los usuarios donen puntos a distintas organizaciones benéficas para que éstas puedan solicitar libros que necesiten. Algunos de los lugares u organizaciones son: hospitales de niños, bibliotecas públicas, prisiones, colegios y maternidades.

Ventajas y desventajas de compartir los libros

Pertenecer a la comunidad BookMooch permite entregar libros que quizás sólo acumulan polvo y que, si se quieren vender en una tienda de usados, no generan grandes ganancias. En esta red, a cambio de libros se reciben libros. El único costo es el del envío hacia otros usuarios, pero al solicitar libros, el usuario no debe realizar gasto alguno.

Otra ventaja es la gran disponibilidad de ejemplares de todas partes del mundo. Esta puede ser una opción para aquellas personas que estén estudiando algún idioma, de conseguir libros en distintas lenguas a un menor costo, considerando que los libros importados no suelen ser económicos.

La mayor desventaja es la desconfianza natural que puede generar cualquier sitio del Internet en el cual es necesario proporcionar ciertos datos. Desde la página, garantizan seguridad y manifiestan que los datos tales como el nombre y la dirección de los usuarios sólo serán mostrados a aquellas personas a las cuales les soliciten los libros.