La obsolescencia programada ha sido considerada un mito. Aceptar que la duración de los productos está predeterminada no es fácil, pero nos dice mucho del sistema actual. La bombilla LED de OEP Electrics, nos indica un nuevo paradigma en el que todo fluye hacia un mismo fin; crear con la tecnología existente un producto duradero y eficiente con el menor impacto ecológio posible.

La empresa está ubicada en Barcelona. Su página de Facebook, cuenta con más de 13.000 seguidores. Benito Muros es la cara visible del proyecto. De momento en Cataluña van a ser parte de la iluminación del parking de la Ciudad de la Justicia; también empresas como el Grupo Quadis y el World Trade Center de Barcelona han mostrado su interés por utilizar las bombillas. Por el momento solo se pueden comprar online, pero desde OEP esperan poder comercializarlas también a través de tiendas físicas.

La obsolescencia programada

Todo empezó con la bombilla. El documental Tirar, comprar, tirar dirigido por Cosima Dannoritzer, expone a la luz la creación de un grupo entre los años 20 y 30 que diseñaría una estrategia, por la que los fabricantes de bombillas debían ceñirse a una duración determinada, fijada en 1.000 horas. Los documentos encontrados, señalan así mismo las multas a las que se exponían de no cumplir esta regla.

La bombilla de Livermore (California)

Pero parece que una bombilla en concreto se salvó de la obsolescencia programada. Está ubicada en una estación de bomberos de Livermore. Sus 111 años de duración desafían a la sociedad actual, constituyendo una bofetada al paradigma de las cosas efímeras.

Fue fabricada en Shelby (Ohio) hacia 1895. El secreto de su durabilidad parece estar en un filamento muy estable, invención de Adolphe Chaillet, que nunca desveló el secreto de su fórmula.

Bombillas LED de OEP Electrics: características

  • Haciendo un paralelismo con las clásicas bombillas incandescentes de 60W reduce el consumo a 6W, con lo que el ahorro es del 92%, (en un hogar con unas 35 bombillas la factura actual es de 70€ mensuales aproximadamente, con estas bombillas sería de 6,71€
  • Emiten un 72% menos de CO2.
  • Se han centrado en el diseño interno del producto en cuanto a materiales, electrónica y programación.
  • Ofrecen 25 años de garantía.
  • Si a los 5 años ellos han mejorado la tecnología del producto se ofrecen a recomprarlo al 20% de su costo; una ONG se encargaría de enviar los productos a países en vías de desarrollo.

Cómo comprar las bombillas de OEP Electrics

De momento han llegado a un acuerdo de distribución con la empresa MHD, que se ha unido también al movimiento SOP, han creado una tienda online en la que se pueden comprar las bombillas de OEP Electrics y los productos que comercializa MHD para optimizar la vida útil de la instalación de agua.

Contaminación ambiental y conflicto con el actual modelo productivo

La polémica que ha generado esta iniciativa tiene su origen en el cuestionamiento del sistema productivo global. Se combate la contaminación del medioambiente, mediante protocolos de reducción de residuos y gases, pero no se llega a la cuestión fundamental, la insostenibilidad de seguir produciendo y creciendo en un planeta de recursos limitados, lo que supondría un replanteamiento radical de nuestra forma de vida.

Ante esta disyuntiva cualquier alternativa que vaya en la dirección contraria, recibe un ataque frontal. Para exponerlo gráficamente nos sirve una mítica frase de Schopenhauer que definía los tres estados por los que pasaba una idea; en una primera fase se ridiculiza, después se ataca violentamente, hasta que al final acaba por ser aceptada como verdad.

Las medias de nylon otro caso de obsolescencia programada

Si miramos atrás en el tiempo hay otro producto en el que se utilizó la obsolescencia programada y que puede ser ilustrativo; las medias de nylon. En un principio eran muy duraderas, de una calidad excelente; la fibra sintética se describía así: “tan fuerte como el acero, tan fina como una telaraña”; paulatinamente disminuyó su calidad.

Si se partiera de un producto excelente, el mejor que se pudiera crear con la tecnología existente, las mejoras que requerirían serían mucho menores y con ello disminuirían los márgenes de beneficios. Se prefiere la productividad en masa con una mejora tecnológica paulatina, para inducir un consumo elevado. Un ejemplo de esto podrían ser los productos tecnológicos; en un espacio muy corto de tiempo hay nuevas actualizaciones, por lo que la tentación de comprar el último gadget siempre está ahí.

Creación del movimiento SOP

A partir de esta idea Benito Muros y su equipo quieren aglutinar al mayor número de empresas y fabricantes en la idea de que es posible y positivo en el aspecto ecológico y energético crear productos sin obsolescencia programada.

Actualmente trabajan para comercializar un sistema, que colocado en los cuadros eléctricos de los edificios consigue ahorrar energía. También están inmersos en la creación de una nevera que funcionará durante décadas.

El cambio de paradigma que supone esto, hace que muchos rechacen la idea. La sociedad no se cuestiona la garantía de 2 años de los productos, pero hay una percepción general de que son peores que antes. La pregunta sería ¿Se pueden fabricar productos que duren mucho más tiempo?. Hace un siglo, parece que sí se podía; Edison creó la batería de níquel-hierro en 1903; algunas de ellas siguen funcionando hoy en día.

El mayor problema radica en que la sociedad está basada mayoritariamente en utilizar los recursos y la tecnología para un beneficio económico; no enfocada en una mejora sustancial para el ser humano, teniendo en cuenta que los ecosistemas son una parte importante del bienestar humano. Esto conllevaría una visión más “holística” del entorno en el que vivimos, en el que habría que tener en cuenta todos los elementos que lo componen.

Estas ideas un tanto utópicas, quizás no lo sean tanto dentro de un tiempo; el movimiento SOP puede que sea la base sobre la que pivote la sociedad en el futuro.