El té de boldo, una infusión milenaria originaria de Sudamérica, de la que la humanidad siempre supo de sus efectos para el organismo, en general como digestivo.

Varias son las utilidades que posteriormente se fueron detectando desde su cualidad como antioxidante, entre las que se destacan la de ser efectiva para el tratamiento de la hipercolesterolemia y como complemento de un plan dietario contra el sobrepeso.

El control profesional médico del consumo de boldo y sus efectos beneficiosos y adversos

La medicina herbolaria siempre ha tenido al boldo en un lugar destacado, aunque aún falta concienciación e investigación respecto de sus efectos beneficiosos y adversos, por lo que su consumo siempre debe estar bajo la supervisión del profesional médico o farmacéutico, atento a que su ingesta excesiva puede generar efectos adversos, como con los fármacos de síntesis. En este sentido existen posiciones encontradas respecto de eventuales efectos tóxicos del boldo, los que si bien estarían en desarrollo de investigación, en cualquier caso tendrían que ver con un consumo permanente o excesivo, que siempre se desaconsejan.

Por los mismos motivos mencionados, se recomienda su adquisición solamente en las farmacias, donde se puede consultar al profesional competente respecto de su consumo y además en una farmacia se puede garantizar el origen del producto.

El boldo como tratamiento contra el sobrepeso

En el sentido de tratamiento temporal expresado, el boldo es un complemento ideal para una dieta que se esté llevando a cabo contra el sobrepeso. Esta utilidad tiene su fundamento en los compuestos del boldo: la boldina, los aceites esenciales (ascaridiol, p-cimol y eucalipto), las sustancias antiinflamatorias y los flavonoides. Estas sustncias que lo componen actúan de tal forma que, bien suministrado y complementando con otras acciones terapéuticas, logra una pérdida de peso segura, eficaz, rápida y natural.

Efectos beneficiosos del boldo en un tratamiento para adelgazar

Varios son los efectos que se obtienen por el consumo diario del boldo, los que se potencian mientras se sigue una dieta por padeceer sobrepeso. Entre estos se destacan:

  • Acción desinflamatoria por cómo opera en la mucosa intestinal
  • Acción diurética por cómo agiliza la eliminación de toxinas y del exceso de líquidos innecesarios para el organismo, en especial por su acción sobre el sistema renal
  • Acción sobre las funciones naturales del estómago y el hígado, por la generación de mayor producción de bilis y jugos gástricos, los que actúan sobre la absorción y digestión de las grasas
  • Acción sobre el sistema nervioso por su efecto natural reductor del nerviosismo y la ansiedad que muchas veces provocan reflejos alimentarios innecesarios
Como todo producto herbario debe ser consumido en su medida justa, por lo menos no se recomiendan los excesos, en especial por la presencia de la boldina, que como es un alcaloide puede generar efectos adversos en dosis mayores. Por tanto, resulta adecuado una cantidad máxima de tres (3) tazas por día de té de boldo preparadas con agua caliente por debajo del punto de hervor, aunque siempre se recomienda acatar la cantidad indicada por el profesional de la medicina para cada situación particular.

El boldo como tratamiento para el colesterol alto

Se habían mencionado las propiedades antioxidantes del boldo y también a la boldina, que aparece nuevamente como la sustancia fundamental para su acción contra la hipercolesterolemia.

La boldina tiene una acción inhibitoria del colesterol LDL, conocido como colesterol malo. Su función antioxidante actúa sobre las grasas, por lo que favorece naturalmente su combustión.

Los beneficios de reducir el colesterol y los triglicéridos en sangre remiten a una mejora del funcionamiento del sistema circulatorio por como se evita la concentración de grasas en las paredes interiores de los vasos sanguíneos y todas las enfermedades cardiovasculares que se previenen por esto, como los infartos o los accidentes cerebro vasculares (ACV).

La cantidad que se aconseja para el boldo con el colesterol alto es la indicada por el profesional médico, pero que puede ser la misma que para adelgazar: tres (3) tazas de té por día. Si se cuela la hoja de boldo dejándola reposar previamente media hora y agregando el agua caliente después, la cantidad que se recomienda es de dos (2) tazas de té. Otra forma de consumirlo es combinándolo con otras plantas medicinales, como la arenaria o el muérdago y preparalo en una infusión a punto de hervor.

El boldo y la consulta al médico, nutricionista o farmacéutico

Este artículo es de información general y no reemplaza la debida consulta médica, nutricional o farmacéutica. El consumo de boldo debe ser controlado por profesionales de la medicina, en especial en situaciones particulares como enfermedades hepáticas, el embarazo y el amamantamiento y que ante cualquier duda se debe consultar a aquellos, como se haría con cualquier otro medicamento.

Fuente: PPC y propias.