Se esperaba una gran levantada de Boca, que venía golpeado por haber perdido en su propia cancha ante el último de la tabla, Unión de Santa Fe, en el partido anterior y encima perdió en la Copa Libertadores con Nacional de Montevideo, Uruguay.

Además, se especulaba con los cambios que introducía el técnico de Boca, atento a la mala performance del equipo, tanto en los partidos del torneo local, como en los de la Copa Libertadores. Uno de los puntos bajos del equipo de Buenos Aires es la defensa, que no logra conformar a propios y extraños.

Ahora volvió a competir con un equipo de Santa Fe, pero esta vez de visitante: el Atlético de Rafaela, de la ciudad de Rafaela, tercera en población de la provincia, con 100.000 habitantes.

Primer tiempo de Atlético de Rafaela y Boca Juniors

El partido arrancó favorable al local, el equipo santafecino empezó mejor armado y con posesión mayoritaria de pelota. Es así como dominaba el partido pero sin llegadas claras al arco de Boca. Sin embargo, la insistencia de los de Rafaela, produjo resultados: el error de la defensa de Boca. Esta vez fue Caruzzo el que marró, golpeando a un rival dentro del área, sin necesidad. Una torpeza que no dio lugar a la duda para el ábitro, que no tuvo más remedio que cobrar penal a los 25 minutos.

Fue el jugador Eluchans (ex Independiente) el encargado de ejecutar el penalty y mediante un tiro rasante, que no dio chances al arquero Ustari, gritó el primer gol del encuentro.

Reacción de Boca frente a Rafaela

Reaccionó Boca y se fue con todo sobre el arco de Rafaela, pero sin orden. Tuvo el dominio de la pelota y Rafaela se agazapó de forma defensiva y trató de jugar de contra pero no lo logró. Mientras tanto Boca intentaba por todos los costados, pero no tenía claridad. El delantero Silva buscaba su oportunidad, pero no le llegaba el balón con claridad. Sus compañeros no acertaban con pases precisos, mientras Rafaela dificultaba con pierna fuerte y mas de un corte de juego que pasaba a ser una falta a favor de Boca.

Asi transcurría el resto del primer tiempo, con pelotazos, sin claridad, hasta que Silva encontró su oportunidad sobre el final del primer tiempo, a los 43 minutos. En un centro más de los que cayó en el área, el delantero fue empujado y el árbitro Pezotta cobró penal. De esos penales que habitualmente no se cobran, pero que esta vez existió. El propio Silva se hizo cargo de la ejecución y la sorpresa fue cuando estrelló su fuerte disparo contra el travesaño y la defensa del local despejó: Boca perdió su oportunidad de irse con el empate en el primer tiempo.

Segundo tiempo de Atlético de Rafaela y Boca Juniors

Entró en Boca el delantero Sánchez Miño, para tratar de cambiar la cara al equipo. Boca siguió con su tosudez para intentar empatar. El segundo tiempo fue eso, un monólogo del equipo de Buenos Aires, con algunos intentos de contra ataque del local. Sin embargo no había llegadas claras y Boca seguía deambulando por la cancha sin concretar.

Los minutos transcurrían y los técnicos hacían sus cambios: en Boca Bianchi hizo ingresar a Sebastián Palacios en lugar de Emiliano Albín y ya eran 3 delanteros para buscar el empate. Hasta que a los 37 minutos del segundo tiempo, una buena jugada colectiva se concretó con el empate de Blandi.

Nuevamente cambió el partido, porque se transformó en un encuentro de ida y vuelta. Los riesgos y la tensión se adueñaron del partido, y las chances podían ser para cualquiera. Tanto eran jugadas de riesgo para Rafaela en el área de Boca, como una jugada dudosa en el área local que pareció mando dentro del área.

Pero el resultado quedó plantado, empate en 1 gol que no le sirve a ninguno: Rafaela sigue sin sumar para evitar el descenso y Boca se aleja de las primeros lugares, perdiendo la oportunidad de luchar por el campeonato.