La desilusión por perder en la final de la Copa Libertadores ante el Corinthians y no lograr el torneo Argentino pasado fue el peor final de semestre que Boca podía esperar. Para colmo, uno de sus últimos ídolos Juan Román Riquelme decidió no jugar más en el club por tiempo indeterminado.

El futuro nada esperanzador que se vislumbraba en el club de la Ribera se atenuó luego de una semana turbulenta por el infructuoso debut en el torneo local ante Quilmes: El Xeneize superó en San Juan a Racing por 2-1 y se quedó por segunda vez con la renovada edición de la Copa Argentina (la primera la ganó en 1969). Y sí, siempre que llovió paró.

Boca tuvo contundencia y controló bien a Racing

En el inicio Racing llevó las riendas del partido y con el control del balón buscó por las bandas a Valentín Viola y Adrián Centurión para ganar en profundidad. Eso lo logró a medias porque Boca se defendió bien y desperdició un par de situaciones de gol.

Sin embargo, en el mejor momento de la Academia llegó el primer gol de Boca. Luego de un buen saque en profundidad de Oscar Ustari, Santiago Silva aprovechó un descuido de la defensa y definió por encima del arquero a los 22 minutos del primer tiempo.

El conjunto dirigido por Julio César Falcioni encontró el funcionamiento luego de la ventaja y en cada contragolpe hacía temblar el arco defendido por Sebastián Saja.

Con el ingreso de Juan Sánchez Miño por el lesionado Walter Erviti en el complemento Boca sumó mayor dinámica en ofensiva. Y tras una buena jugada del juvenil y Clemente Rodríguez llegó el tanto de Lucas Viatri para poner el 2-0.

A partir de allí el Xeneize fue un vendaval y no terminó en goleada por la falta de contundencia en la definición. El entrenador Luis Zubeldía agotó sus cambios y puso en cancha a Javier Cámpora y Gabriel Hauche para para conseguir el empate. Y de tan ir , Racing consiguió el descuento: Matías Martínez agarró un rebote en el área y sacó un remate que dio de lleno en el palo y de arremetida Viola la empujó abajo del arco.

Fue 2-1 en San Juan y Boca salió de una racha adversa levantando una nueva Copa para sus vitrinas, la que también le dio la posibilidad de clasificarse a la Sudamericana y enfrentar a Independiente. La mística y el fuego sagrado no se acaban, por eso el Xeneize sigue de pie.

Ficha técnica del partido

Boca 2: Oscar Ustari; Franco Sosa, Rolando Schiavi, Matias Caruzzo y Clemente Rodríguez; Pablo Ledesma, Leandro Somoza, Walter Erviti (Juan Sánchez Miño); Cristian Chávez (Cristian Alvarez); Lucas Viatri (Christian Cellay) y Santiago Silva.

Entrenador: Julio Falcioni.

Racing 1: Sebastián Saja; Matías Martínez, Fernando Ortíz, Matías Cahais y Claudio Corvalán (Luis Fariña); Diego Villar (Gabriel Hauche), Agustín Pelletieri (Javier Cámpora), Mauro Camoranesi y Adrián Centurión; Valentín Viola.

Entrenador: Luis Zubeldía.

Goles: 22 minutos del PT Silva y 16 minutos del ST Viatri (Boca), 23 minutos del ST Viola (Racing).

El camino de Boca en la Copa Argentina

32avos de final - Santamarina (Tandil) 1-1 gol Facundo Roncaglia (4-3 por penales).

16avos de final - Central Córdoba (Rosario) 2-0 goles de Nicolás Blandi y Sergio Araujo.

8vos de final - Olimpo (Bahía Blanca) 1-1 gol Pablo Mouche (11-10 por penales).

4tos de final - Rosario Central 1-1 gol Nicolás Blandi (5-4 por penales).

Semifinal - Deportivo Merlo 1-1 gol Juan Román Riquelme (4-2 por penales).

Final - Racing 2-1 goles de Santiago Silva y Lucas Viatri.