Nacido el 29 de diciembre de 1859 en la comunidad de Cuatro Ciénegas, Coahuila, Venustiano Carranza, instruido y con una sorprendente habilidad para efectuar alianzas llegaría a ser presidente de México de 1917 a 1920. Insurrecto contra el régimen de Porfirio Díaz, Venustiano Carranza traspasaría las fronteras del tiempo al ser el principal impulsor de la Constitución mexicana de 1917 que sigue vigente hasta nuestros días.

Inicios de la carrera política de Venustiano Carranza

Después de haber truncado sus estudios de preparatoria por un problema de la vista, a los 27 años de edad resulta electo presidente municipal de su natal Cuatro Ciénegas, sin embargo debido a una mala relación con el gobernador del Estado José María Garza Galán, se ve obligado a renunciar.

Posteriormente, apoyado por el Gobierno de Porfirio Díaz, Carranza reasume la presidencia municipal de Cuatro Ciénegas, para después ocupar los cargos de diputado y senador, así como gobernador interino de Coahuila perdiendo las elecciones de 1908 con Jesús del Valle.

Revolución Mexicana

Al desencadenarse la Revolución Mexicana y con la llegada de Francisco I. Madero, al poder, Carranza es designado gobernador de Coahuila, haciéndose uno de los hombres más cercanos al presidente Madero que resultaría asesinado a traición por órdenes de Victoriano Huerta.

Tras enterarse del asesinato de Madero, Carranza desconoce el Gobierno de Victoriano Huerta y se autoproclama “el primer jefe del ejército constitucionalista” llamando a Francisco Villa y a Álvaro Obregón a derrocar al presidente golpista para así restaurar el imperio de la ley según lo proclamado en el plan de Guadalupe de 1913.

Después de cruentas batallas, Victoriano Huerta pierde el apoyo de los Estados Unidos y las ventas de armamento al Gobierno golpista son suspendidas por el Gobierno de aquel país, por lo que Huerta renuncia a la presidencia de México el 8 de julio de 1914.

La Constitución mexicana de 1917

Al escapar Huerta, Venustiano Carranza asume el poder, sin embargo es traicionado por Francisco Villa y desconocido por Emiliano Zapata, por lo que se ve obligado a escapar al puerto de Veracruz, donde comienza a establecer innumerables alianzas políticas que hacen ver a los Ejércitos revolucionarios de Villa y Zapata como indeseables guerrilleros que había que desaparecer.

Con la necesidad de legitimarse en el cargo Venustiano Carranza nombra el Congreso Constituyente que, entre diciembre de 1916 y enero de 1917 se encargó de la redacción de la máxima ley vigente en México hasta nuestros días.

La Constitución de 1917 nombra a Carranza como el primer presidente constitucional de México y define cambios novedosos para la época como las relaciones laborales, la repartición de las tierras, la propiedad de la nación sobre los hidrocarburos, así como la reforma educativa.

Gobierno de Venustiano Carranza

Una vez instaurado en el poder el Gobierno de Venustiano Carranza fue caracterizado por atravesar distintos escenarios de crisis, incluyendo incursiones estadounidenses en territorio mexicano contextualizadas en el marco de la Primera Guerra Mundial, además de ser objeto de espionaje por parte de Alemania que quería garantizar el apoyo mexicano para atacar a Estados Unidos según el contenido del telegrama Zimmerman.

Por otro lado, Carranza logró pacificar momentánea y relativamente al país, centrando sus esfuerzos en materializar el espíritu de la constitución que lo hizo presidente, sin embargo una vez más, la traición se haría presente en la política mexicana.

Muerte de Venustiano Carranza

Distanciado políticamente de Álvaro Obregón, el militar más importante del Gobierno constituyente, Carranza decide negarle su apoyo para elegirse presidente, por lo que Obregón promulga el plan de agua prieta que desconoce al Gobierno de Carranza y a punta de cañonazos lo obliga a escapar de la Ciudad de México hacía el puerto de Veracruz.

En el camino hacia el puerto de Veracruz, Venustiano Carranza fue emboscado en Tlaxcalantongo(Puebla), el 21 de mayo de 1920 para inmediatamente después ser ejecutado por las tropas del general Rodolfo Herrero, quedando para la posteridad la Constitución de 1917 que al año 2011 todavía rige el destino de todos los mexicanos.