Perú cuenta con una extraordinaria variedad de recursos vivos y ecosistemas. Es uno de los doce países de mayor diversidad biológica de la tierra, considerado por ello como país megadiverso del planeta y está considerado entre doce países del mundo que albergan en conjunto el 70% de la biodiversidad biológica del planeta.

Extraordinaria variedad de fauna y flora en Perú

Posee una extraordinaria variedad de recursos vivos, cuenta con 84 ecosistemas (zonas de vida) de los 104 reconocidos mundialmente. Esta gran diversidad biológica cubre una fauna de más de 1.800 especies de aves, 2.000 especies de peces, más de 500 de mamíferos y 500 de anfibios, unas 3.000 especies de arañas, así como 36 de las 83 especies de cetáceos que existen en el mundo.

La flora es inmensa. Se cuenta con más de 25.000 especies lo que equivale al 10% del total mundial. De ellas, más de 4.000 especies son plantas alimenticias y medicinales, las que nos brindan la oportunidad de desarrollar un importante ámbito de producción de recursos genéticos para la industria farmacológica. Además tenemos más de 1.000 especies de helechos, de las cuales el 30% son endémicas.

Solo en orquídeas, flores apreciadas desde épocas precolombinas por las culturas nativas peruanas, tenemos una familia de más de 3.000 especies que crecen con facilidad entre los 100 y 4.600 metros sobre el nivel del mar por la gran diversidad de microclimas en el país.

Especies peruanas amenazadas y en peligro de extinción

Pero también existen más de 770 especies de flora y más de 300 de fauna amenazadas debido al tráfico ilícito o la caza furtiva de muchos animales principalmente por sus pieles (sajino, nutria, venado, jaguar, puma, tigrillo, lobo de río, caimán negro, huangana y ronsoco). Esta situación se ve facilitada por la escasez de guardabosques y de funcionarios para el control comercial legal.

En marzo pasado, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) advirtió a nuestro país que el mono choro cola amarilla, especie endémica del Perú de los bosques de Amazonas y San Martín, podría desaparecer si no se hace algo para protegerlo. En similar situación se encuentran los monos tacón y nocturno andino, además de otras especies como el oso de anteojos, tapir, jaguar, águila de la arpía, gallito de las rocas, perico botones de oro y algunas clases de guacamayos.

Bosques peruanos

Nuestro país cuenta con más de 65 millones de hectáreas de bosques y en existencia de bosques tropicales estamos ubicados en el cuarto puesto a nivel mundial y segundo en Sudamérica. Tenemos unos 12 millones de hectáreas de áreas protegidas y 10 millones tituladas a comunidades aborígenes amazónicas, además de 20 millones de concesiones forestales y los restantes 23 millones son áreas que pertenecen al Estado.

La importancia de la biodiversidad peruana destaca porque sus bosques retienen más de 15.000 millones de toneladas de dióxido de carbono que es el principal gas contaminante causante del efecto invernadero, cantidad que puede aumentar notablemente de acuerdo con los procesos de reforestación que se efectúen en las áreas aptas que sobrepasan los 10 millones de hectáreas.

Tala ilegal de madera en Perú

Sin embargo, durante los últimos 35 años hemos perdido alrededor de 10 millones de hectáreas de extensión de nuestros bosques naturales a un promedio anual de 260.000 hectáreas, principalmente por la tala ilegal de madera. Si continuara esta tasa anual, los bosques amazónicos peruanos desaparecerían en un período aproximado de cuatro generaciones (unos 300 años).

A pesar de contar con 60 áreas naturales protegidas, no existe un adecuado número de agentes forestales para controlarlas. Asimismo, de las más de 500 concesiones forestales vigentes con fines maderables, que comprenden alrededor de 690.000 hectáreas de tierras, el reducido presupuesto permite únicamente verificar poco más del 10%, teniendo en cuenta que cada proceso de control cuesta alrededor de entre 2.000 y 3.000 dólares americanos.

Redoblar esfuerzos para proteger la biodiversidad peruana

Habiendo sido proclamado por la Organización de las Naciones Unidas el año 2010 como “Año Internacional de la Biodiversidad", al Perú como país megadiverso, le corresponde la responsabilidad de preservar sostenidamente su diversidad biológica, sus especies, recursos genéticos y sus ecosistemas albergados en el territorio.

El país debe implementar medidas urgentes para evitar el tráfico ilegal de la flora y fauna así como la pérdida o degradación de su hábitat, controlando la deforestación en nuestros bosques, la tala ilegal y el tráfico de tierras; previniendo futuras migraciones de pobladores a bosques primarios; e intensificando el plan de educación sobre el respeto y protección de nuestra biodiversidad, primordial fuente de vida, agua, alimento, salud, abrigo, y un reservorio potencial de riqueza para el país.