¿Cuándo fue la última vez que diste un beso en el cine? hace no mucho tiempo los besos en las salas cinematográficas fueron prohibidos y los que osaban besarse eran encarcelados e incluso muchos pensaban en el suicidio ya que no podrían vivir con la vergüenza y la crítica social.

Desde que proliferaron las salas de cine en la ciudad de México en 1906, hubo cines a los que asistieron espectadores a “pecar” como afirmaba el boletín municipal de la ciudad en 1924.

Beso a la italiana

El teatro Lirico en 1907 prohibió la entrada a prostitutas; otros empresarios llevaban a su propia policía, ante la ineficiencia de los guardianes del orden, para evitar los excesos amorosos. Hubo cines a los que el público asistía para presenciar el espectáculo sanamente; por supuesto de cualquier manera, sanos o malintencionados, aprendieron una nueva forma de besar con las divas italianas, primero, cuando éstas dejaban que las besaran suave, apacible y eróticamente, entonando los ojos para expresar el éxtasis que las poseía.

Si en la comedia del siglo de oro del teatro español la dama daba su mano al caballero para ser besada en prueba de amor, en las películas italianas las divas italianas no ofrecían su frente ni las manos, ni las mejillas, sino los labios para ser sellados con un beso sensual y apasionado en la intimidad de una alcoba o un paisaje; beso solitario e intimo, presenciado por millones de espectadores.

Beso a la mexicana

Según una crónica del periódico universal grafico de 1924 en el cine Obrero, Zacarías Malacara y su novia se besaban cuando de pronto se encendió la luz por la voz de alarma de un “soplón” en medio de la rechifla más espantosa , fueron sacados de la sala y conducidos a la novena comisaria. En el trayecto, la muchacha se desmayó y él intentó el suicidio. Los novios aprendían, pero la sociedad la sociedad no toleraba con la misma facilidad, regularmente las parejas de aquellos años se besaban a fuera de sus casas o en las bancas de los jardines.

Besos clásicos

Besos húmedos y eróticos se fundieron en las pantallas cinematográficas, divas y galanes sellaron con un beso la pasión. ¿Quién no recuerda el beso entre Scarlette O` Hara (Vivien Leigh) y Red Butler (Clark Gable)? O el beso tierno de la cinta italiana Romeo y Julieta , en la que los protagonistas Leonard_Whiting Leonard Whiting y Olivia Hussey plasmarían para la posteridad el romanticismo y la tragedia amorosa.

Besos prohibidos

La sociedad mexicana de principios del siglo XX, estaba regida por prejuicios y conservadurismos que subsistieron hasta los años sesenta, si bien es cierto cine mexicano toco temas tabúes relacionados con la prostitución y la “inmoralidad”, no es hasta los años sesenta cuando la libertad sexual se hace evidente y los besos son tema del pasado y lo de moda es el cine de ficheras, además que a partir de entonces la pornografía comenzaría a tomar auge.

El primer beso cinematográfico se dio en Broadway en abril de 1896, los protagonistas de tal hazaña fueron el señor John C. Rice (Billy Bilke) le dio a la señorita May Irwin (Beatrice Byke) en la representación teatral, La viuda de Jones, la dirección corrió a cargo de William Heise, el beso generó protestas sin embargo el éxito fue arrollador.

Han pasado más de cien años del primer beso cinematográfico, sin embargo aún existen besos incómodos que se llevan a cabo en la oscuridad de las salas, besos prohibidos que dejan huella en los enamorados.