"En cuanto se aprueben los presupuestos del Estado para 2012 (que contienen las medidas prometidas a la UE) dimitiré y como no hay otras mayorías posibles, veo solo elecciones a principios de febrero. Elecciones a las que no me presentaré", dijo ayer en una entrevista a La Stampa, Silvio Berlusconi.

Un personaje las filias y las fobias de millones de personas. Y no solo en Italia. Un acumulador de cargos y calificativos: dueño del conglomerado multimedia Fininvest, propietario del club siete veces campeón de Europa AC Milán, cantante ocasional (ha sacado dos discos), 'Il Cavaliere', mujeriego, relacionado con la mafia, el hombre que cambió las leyes para no ir a la cárcel, el hombre más rico de Italia (con una fortuna valorada en más de 9.000 millones de euros) el amigo de Gadafi y en sus 'ratos libres' el presidente de Italia.

Su última tarea antes de dimitir será la aprobación de una Ley de Presupuestos del Estado que siga las advertencias de la Unión Europea para reconducir la crisis financiera italiana y pensar en un horizonte de crecimiento. "No me presentaré. Me siento liberado y ahora es el turno de (Angelino) Alfano (el secretario del Pueblo de la Libertad (PDL) y candidato del centro derecha) para ser nuestro candidato a presidente. Es muy capaz, mucho más de lo que puedan pensar y le aceptan todos. Es necesario hacerlo rápido, y salir lo antes posible de este círculo infernal, de esta situación increíble con los mercados que empujan y presionan".

Ley del legítimo impedimento

Siempre controvertido, Berlusconi creó una ley a su medida denominada Ley del legítimo impedimento. Una treta jurídica creada de manera expresa para impedir que el primer ministro italiano hiciera frente a hasta cuatro procesos judiciales contra él por el simple hecho de ser primer ministro. Lo primero que hizo Berlusconi al llegar al poder en 2001 fue reformar la ley que castigaba la contabilidad falsa en las empresas, delito del cual ya era imputado. El ponente de la reforma fue su propio abogado defensor, el diputado Gaetano Pecorella. Un segundo abogado, Niccolò Ghedini, realizó las varias enmiendas necesarias para que su delito prescribiera. Incluso un diario conservador como el británico The Economist llegó a considerar que la nueva ley "avergonzaría hasta a una república bananera".

Escándalos sexuales: el caso Rubygate

En una conversación telefónica con Valter Lavitola, director del periódico Avanti, Berlusconi se mostraba colérico con el desarrollo del caso 'Rubygate'. Un caso de prostitución y tráfico de influencias que incluso acuñó un nuevo término, el 'bunga-bunga' como onomatopéyica referencia a las orgías sexuales del 'Il Cavaliere' y quienes cerraban negocios con él. "Llevamos a la calle a millones de personas, destruimos el Palacio de Justicia de Milán, asediamos la sede de (el periódico) 'La Repubblica'. Cosas de este tipo, no hay otra alternativa".

La noche entre el 27 de mayo de 2010, el mandatario italiano llamó a la policía de Milán para pedir la inmediata liberación de la menor marroquí. de 17 años Ruby R., acusada de haber robado 3.000 euros y unas joyas, que afirmaba haber participado en servicios eróticos con grandes personalidades en la residencia de Silvio Berlusconi. Otra menor como Nomemi Letizia destapó otro escándalo sexual cuando el presidente se presentó en el cumpleaños de la joven y esta se dirigió a el como 'Papi'. Las 'fiestas de Papi', de 72 años por entonces en 2009, no mermaron la popularidad del dirigente político.

Un empresario con poderosos medios de comunicación y sentencias millonarias

La actividad principal que más dinero ha hecho ganar a Berlusconi ha sido la producción audiovisual. En 1978 creó Fininvest con el canal Telemilano al frente, y un año más tarde funda Reteitalia y la compañía publicitaria Publitalia '80. En 1980 Telemilano pasa a llamarse Canale 5. Los negocios van bien y el grupo Fininvest se hace con Italia 1 (1983), Rete 4 (1984) y el popular semanario 'TV Sorrisi e Canzoni’'.

En 1986 Berlusconi comienza su estrategia de expansión internacional con la primera cadena de televisión privada gratuita en Francia 'La Cinq'. La emisora cerró seis años después. En 1988 inicia su aventura alemana con Tele 5, que también dejó de emitir en 1992). Finalmente, en 1990 arranca Telecinco en España y su éxito le sitúa en el Ibex 35 (como una de las 35 empresas más grandes del país).

En 1996 el grupo Fininvest separa sus actividades en prensa, cine y televisión. Estas últimas se enmarcan a partir de entonces en la marca Mediaset. Pero el mayor revés le llegaría por la vía judicial el pasado mes de julio tras una sentencia del Tribunal de Apelación de Milán en la que le condenaba a pagar 560 millones de euros por "corrupción" en la adquisición de la editorial Mondadori en 1991 ante el conglomerado CIR (editor de su rival empresarial 'La Repubblica'). Una sentencia de primera instancia había decretado unos meses antes a Fininvest a pagar una indemnización de 750 millones de euros a CIR, por daños y perjuicios al haberse adquirido con Mondadori gracias a un largo proceso judicial, tras el cual se demostró que los abogados de Berlusconi habían sobornado al juez que arbitró el litigio.

A sus 74 años, Berlusconi ha anunciado su adiós como primer ministro. Lo hace con una popularidad por los suelos y la desconfianza de los mercados: la deuda italiana cotiza a 574 puntos (el rescate a Irlanda se produjo al llegar a los 544, el portugués en 514 y el griego en 500). Pero los italianos no emulan a Richard III, y no dan su reino por un 'cavaliere'.