Haciendo un pequeño cambio en la famosa canción del humorista Enrique Pinti, puede decirse que pasan los años, pasan los gobiernos, los radicales y los peronistas, pasan veranos, pasan inviernos y quedan las jubilaciones mínimas

Salario mínimo, vital y móvil frente a la jubilación mínima

Según la Constitución Nacional argentina, el salario mínimo, vital y móvil es la remuneración más baja posible que un trabajador sin personas a cargo puede percibir para satisfacer sus necesidades básicas en cuanto a vivienda, alimentación, educación, vestimenta, asistencia sanitaria y transporte. Esta cifra se ajusta cada cierto tiempo según las variaciones del costo de vida.

El salario mínimo, vital y móvil actual en Argentina es 1.840 pesos. Teniendo en cuenta esto, si alguien cobra mensualmente una cifra menor, no puede satisfacer sus necesidades básicas.

La jubilación mínima representa el 66% del salario mínimo vital y móvil y, en la actualidad, es de 1.272 pesos por mes. Es decir, que todo jubilado que percibe el haber mínimo está condenado, al menos según estas cifras oficiales, a no cubrir los gastos básicos para vivir.

El 73% de los jubilados cobra el haber mínimo, por lo que gran parte de los pasivos se ven obligados a seguir trabajando o recibir ayuda familiar para sobrevivir dignamente.

Aún así, los jubilados tienen algunos beneficios a los que pueden acceder para que el bolsillo traspire un poco menos.

Descuentos y beneficios de la Tarjeta Mayor del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Se trata de una tarjeta gratuita a la que puede acceder cualquier adulto mayor de 60 años, con al menos dos años de residencia en la ciudad. Se trata de un carnet que permite obtener descuentos en distintos locales y comercios de variados rubros.

Hay dos formas de gestionarla:

  • Acercándose a un CGPC (Centro de Gestión y Participación Comunal) y llenando un formulario personalmente.
  • Completando el formulario por Internet desde la página del Gobierno de la Ciudad (Ingresando en el Área de Desarrollo Social, apartado Tercera Edad).
Hecho eso, a los 30 días aproximadamente se recibe un e-mail que indica cuándo y por cuál CGPC se puede pasar a retirar la Tarjeta Mayor.

Algunos de los beneficios a los que se puede acceder son: 10% de descuento en turismo, ortopedia, supermercado y electrodomésticos, 15% de descuento en productos de farmacia, hasta un 20% en salud, seguros y computadoras, 25% en ópticas y hasta 30% en odontología y en diferentes cursos.

Siempre se deben chequear las condiciones y locales adheridos en la página web de Tarjeta Mayor.

Rentas de la Ciudad: exención del pago del ABL para jubilados y pensionados

Rentas permite a los pasivos tener una bonificación del 100% o del 50% en el pago del impuesto municipal. El beneficio se gestiona en los CGPC y puede hacerlo el titular o un tercero con el poder correspondiente y debidamente acreditado.

La bonificación del 100% se otorga a jubilados y pensionados con un haber igual o menor a 2.480 pesos, que no perciban otro ingreso mensual y cuya propiedad no supere los 75.000 pesos de valuación fiscal.

Para abonar solo el 50% del ABL, el haber máximo debe ser de 3.720 pesos y la vivienda no puede superar los 112.500 pesos de valuación fiscal.

El beneficio es válido tanto para propietarios de vivienda única como para personas que alquilan.

Descuentos en la factura telefónica para jubilados y pensionados

Según el nivel de consumo, hay diferentes bonificaciones en el abono. Cuanto menor es el consumo promedio mensual, mayor es el valor que se descuenta. Para obtener este beneficio hay que acercarse a una oficina comercial de la empresa telefónica correspondiente.

Es recomendable contactar con la prestadora del servicio para obtener detalles de la documentación a presentar y los valores de bonificación según el consumo de cada hogar.

Cine, teatro y visitas con descuento para jubilados y mayores de 65 años

Disfrutar del arte no es imposible. Gran cantidad de lugares ofrecen descuentos para adultos mayores, presentando su acreditación o concurriendo un determinado día.

Entre las opciones, están algunos cines de las grandes cadenas que ofrecen entradas a precio de miércoles durante gran cantidad de funciones.

Los jubilados que prefieran un paseo cultural pueden ingresar al Malba (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) con un 50% de descuento, tanto para recorrer el museo como para ingresar a los ciclos de cine.

Mayor cantidad de opciones tiene el Complejo Teatral de Buenos Aires, que abarca al Teatro San Martín, el Regio, De la Rivera, Sarmiento y Presidente Alvear. En el 4° piso del Teatro San Martín (Av. Corrientes 1530) de lunes a viernes de 10 a 16, los jubilados pueden gestionar una acreditación para tener descuento en las localidades de cine y teatro.

Para quienes nunca lo conocieron o desean volver a visitarlo tras su reciente reapertura, el Teatro Colón ofrece visitas guiadas con un 50% de descuentos para jubilados, asistiendo los días lunes.

Promociones en supermercados: día del jubilado y tarjetas de crédito y débito

Uno de los ahorros que aprovechan los consumidores de todas las edades es de los supermercados 2X1, promociones especiales, beneficios para tarjetas de ciertos bancos, que son una buena forma de cuidar el bolsillo.

Por ejemplo, Carrefour ofrece un 10% de descuento los lunes para jubilados y pensionados, mientras que Coto y Disco hacen lo mismo los días miércoles. Si se tiene alguna tarjeta de crédito o débito, también se puede aprovechar. Casi todas las tarjetas tienen convenio con uno o más cadenas de supermercados para hacer descuentos.

Cabe mencionar que el pago con tarjeta de débito, sin importar de qué banco sea, siempre implica una devolución del 5% del IVA (4,13% sobre el total de la compra), por lo que resulta una forma de ahorro pequeña, pero válida, para cualquier compra (menor de 1.000 pesos) realizada en cualquier comercio.

Aumentos insuficientes y una deuda interna social que sigue sin saldarse. Sin duda, las estrategias de ahorro no alcanzan, pero son una herramienta para ayudar a la economía del hogar.