Escribir un diario es algo que, hoy día, ha caído en desuso. Sin embargo está comprobado que son muchos los beneficios que aporta. Tanto físicos como psicológicos. Tal vez pueda parecer que escribir las aventuras, sinsabores o ilusiones de cada uno en un diario pueda ser más típico de chicas adolescentes y que en otras franjas de edad pueda resultar absurdo. Pero, no es así, ya que escribir un diario se ha convertido en toda una terapia natural que ayuda a cumplir tus proyectos, a conocerte mejor y a reducir la ansiedad y depresión entre otras cosas.

El uso del diario personal o íntimo

En 1960 apareció Internet para uso exclusivamente militar y más tarde, a partir de los 90, se generalizó para el resto de la población. Unos años después la práctica de los blogs personales estaba en auge y actualmente son muchos los que poseen su blog personal en Internet y escriben habitualmente en el. Es por este motivo que el diario íntimo, que fue tan popular durante el Romanticismo, hoy día a caído en desuso.

Algunas escritoras famosas también contaban con su diario íntimo. Diarios que después se verían publicados con mucho éxito. Escritoras como Virginia Woolf en la época Victoriana o la norteamericana Sylvia Plath escribían asiduamente en sus “blocs”. Ambas escritoras, a parte de asemejarse en la escritura de un diario, compartieron también un trágico final.

Un diario se puede empezar a escribir a cualquier edad, incluso desde que se aprende a escribir. Aunque es más típico en mujeres adolescentes no quedan exentos hombres, niños o personas de edad avanzada. Cualquier persona puede escribir un diario, plasmar en él las vivencias, sentimientos, emociones, objetivos, reflexiones... es un ejercicio de suma utilidad y que aporta múltiples beneficios.

Beneficios de escribir un diario

Ha quedado comprobado, por un grupo de especialistas de la Universidad de Londres, que escribir un diario tiene beneficios para salud. Lo más sensato sería pensar que estos beneficios se refieren a la salud mental de la persona. Sin embargo el estudio realizado revela que no solo se trata de la mejora psicológica sino también física. Tanto es así que las mujeres que escriben un diario frecuentan menos el médico de cabecera. Esto es debido a que su sistema inmunológico es más fuerte y tienen más linfocitos T por lo que se hallan más protegidas frente a virus y bacterias.

A parte de los beneficios físicos, escribir un diario, también posee beneficios para la salud mental del individuo. Entre ellos se destacan:

  1. Quien lo escribe se halla menos expuesto a padecer ansiedad y depresión.
  2. Cuando alguien tiene un problema y lo escribe en su diario, este problema pierde fuerza, la persona se libera y empieza a verse el asunto desde una óptica de menor gravedad, lo que da aliento y esperanza.
  3. Aumenta la autoestima.
  4. Escribir los objetivos que una persona se plantea es una manera de tenerlos más presentes, tomarlos más en serio y una práctica que refuerza la motivación personal. Esto ayuda a la consecución de los mismos. Por eso la persona que escribe sus objetivos en un diario tiene más posibilidades de conseguirlos.
  5. Apuntar la vida de cada cual en un diario es un ejercicio de introspección que ayuda a conocerse mejor y a comprender por qué se actúa de un modo determinado ante cualquier circunstancia.
El hecho de escribir un diario ha sido nombrado con el nombre de Diaroterapia ya que ha sido considerado como una terapia natural que ayuda a la curación psicológica y permite un crecimiento personal posterior. Por eso las personas que lo practican se sienten mejor, son más optimistas y positivos y se quieren más (mayor autoestima) ya que llegan a un entendimiento de sí mismos que les ayuda a tener una imagen más realista y positiva de su propia persona.

Inculcar el habito de escribir un diario en niños

Se trata de una práctica muy saludable que pueden empezar a desarrollar desde el mismo momento en que aprenden a escribir. Actualmente, con las nuevas tecnologías y el surgir de nuevas cadenas de televisión, algunas con temática exclusivamente infantil parece difícil inculcar en los niños un hábito que, comparado con lo anterior, puede parecer sumamente aburrido e incluso absurdo.

Sin embargo es fundamental que los padres muestren una actitud positiva y les animen a escribir lo que han hecho durante el día o los momentos más importantes del mismo. Esto además les servirá para practicar la escritura y mejorar así la grafía.

Algunos niños además incluyen dibujos, pegan pegatinas o recuerdos que para ellos significan algo importante. Por lo también puede desprenderse de esta práctica todo un ejercicio de creatividad que divertirá a los más pequeños.

De todos modos, aunque se trate de una opción saludable y asequible para todos, nunca se debe obligar al niño. Siempre habrá que respetar los motivos personales por los cuales no le apetezca o no quiera, incluso cuando no los diga abiertamente.

Escribir un diario es una opción asequible que aporta beneficios psicológicos y físicos. En los más pequeños puede ser un hábito saludable que desarrollará algunas de sus capacidades como la creatividad o la práctica de la escritura. Es apto para todos: niños, adultos y ancianos y además no entiende de sexos. Por eso si tienes que hacer próximamente un regalo ¿por qué no un diario?