Durante décadas, la galería de villanos de Batman ha sido considerada como la mejor que podía tener un héroe de cómic. Batman: El Caballero Oscuro. Enemigos mortales repasa, de la mano del Joker, historias de diez de los más representativos, empezando por el mismo payaso príncipe del crimen. Se suman a esta recopilación el Pingüino, Hiedra Venenosa, el Espantapájaros, Dos Caras, el Sombrerero Loco, Harley Quinn, el Acertijo, Killer Croc y Clayface. Una pequeña rareza con aspectos muy positivos para el aficionado completista de las aventuras de Batman.

El manicomio del Joker

ECC Ediciones publica Batman: El Caballero Oscuro. Enemigos mortales al precio de 22,50 euros. El libro incluye los cinco números que tuvo cada una de las dos series que llevaron el título de Batman: Joker’s Asylum, la primera de ellas publicada en septiembre de 2008 y la segunda en agosto de 2010. Dichas series fueron la iniciativa de DC Comics para rellenar el quinto miércoles de aquellos meses. En Estados Unidos la distribución de los cómics se hace ese día de la semana, y está pensada para las cuatro semanas de cada mes. El quinto obliga a agudizar el ingenio.

Ambas series están pensadas como un recorrido por la extensa y elogiada galería de villanos de Batman, pero también a series del estilo que en España descubrimos con Creepy. El Joker ejerce de maestro de ceremonias y de narrador, habla directamente con el lector para contarle historias sobre sus compañeros de celda en Arkham. Se trata de dos series irregulares, como no podía ser de otro modo dado que cada episodio cuenta con autores diferentes, pero a ratos muy interesantes para redescubrir a villanos clásicos de Batman.

El Joker y el Pingüino

El Joker, el Pingüino, Hiedra Venenosa, el Espantapájaros y Dos Caras protagonizan la primera serie. Andy Nelson escribe una historia del Joker simpática aunque ligeramente previsible, de un tono ligero y alejado de las encarnaciones más psicopáticas del personaje. Alex Sánchez dibuja con solvencia, pero sin conseguir un Joker realmente memorable. Muchas historias del Pingüino han querido abordar la misma faceta en la que se centra Jason Aaron, la de un hombre cargado de complejos y que, en realidad, sólo busca ser querido. Lo hace, eso sí, con inteligencia y dejando algunas grandes escenas y un espléndido final. Dibuja este relato Jason Pearson, cuyo Pingüino es siniestro, tanto como su dibujo en general, cargado de sombras.

Hiedra Venenosa, el Espantapájaros y Dos Caras

J. T. Krul ofrece una de las versiones de Hiedra Venenosa más crueles y sensuales que se recuerdan, jugueteando además con alguna idea sobre el origen del personaje. El dibujo de Guillem March, como en su Catwoman, le añade el toque de sensualidad que necesita el personaje. Para el Espantapájaros, Joe Harris escribe una historia cargada de cinismo y que usa al personaje como catalizador. El dibujo minimalista de Juan Doe es sumamente atractivo. El relato de David Hine sobre Dos Caras es atractivo aunque algo rutinario, dibujado con solvencia por Andy Clarke pero lejos de las mejores encarnaciones de este memorable villano.

El Sombrerero Loco y Harley Quinn

DC decidió repetir la fórmula de Joker’s Asylum en 2010 con cinco entregas más bajo el título de Joker’s Asylum II. Y los cinco personajes que escogió para esta secuela fueron el Sombrerero Loco, Harley Quinn, el Acertijo, Killer Croc y Clayface. Landry Quinn Walker retrata a un Sombrerero obsesionado y el dibujo de Keith Giffen y Bill Sienkiewicz ahonda en esa mente perturbada. La historia de Harley Quinn escrita por James Patrick y dibujada por Joe Quiñones es la más caricaturesca de este libro en todos los sentidos, incluyendo un Batman cuya imagen deja bastante frío. Es divertida pero nada trascendente.

El Acertijo, Killer Croc y Clayface

Es casi una costumbre en esta serie presentar a un villano enamorado y buscando la redención. Sucede también con el Acertijo descrito por Peter Calloway y Andrés Guinaldo. Es un personaje que no termina de encontrar su sitio, pero sí cuantiosas revisiones. El Killer Croc de Mike Raicht es fascinante y transgresor en el exceso. El dibujo de David Yardin y Cliff Richards es deudor del diseño de Jim Lee para la saga Silencio. No menos transgresora es la visión de Kevin Shinick del primer Clayface, Basil Karlo. Kelley Jones, dibujante extravagante donde los haya y vinculado al Batman de los años 90, da una nueva muestra de su personal estilo.

La galería de villanos de Batman

Volúmenes como Enemigos mortales, que usan el nombre de El Caballero Oscuro para vincularlos con el estreno de la última película de Batman de Christopher Nolan, son una buena puerta de entrada al mundo del vigilante de Gotham para lectores que no conozcan mucho su mitología. También es notable para los aficionados completistas de sus historias y aquellos que disfruten con nuevas visiones de personajes de sobra conocidos. Sobre las historias de los villanos más desconocidos, Hiedra, el Espantapájaros, Killer Croc o Clayface, son más que suficientes para hacer que la lectura de este libro merezca la pena.