La bardana también conocida como lampazo mayor, es una planta bianual que puede llegar a los 2 metros de altura, tiene una raíz gruesa y robusta. Durante el primer año echa un gran rosetón de hojas basales, grandes y pecioladas. En el segundo año su tallo que crece largo y robusto, se cubre de un vello del que salen hojas más pequeñas que las basales.

Sus flores son un elemento de decoración debido a su facilidad para prenderse en el pelo y en todo tipo de ropas. Y sus grandes hojas en ocasiones se utilizan para cubrir la cara a modo de máscara.

Esta planta medicinal de la familia de las Compuestas, crece libremente en las orillas de los caminos y en las laderas de los bosques y terraplenes, aun así es escasa, por lo que hay que cultivarla.

Arctium lappa: una planta medicinal

La planta bardana se cultiva en terrenos húmedos y profundos. Es recomendable hacer la siembra en un semillero entre finales de febrero y principios de marzo, para luego hacer el trasplante a comienzos de abril colocando las plantas en un marco de unos 50 centímetros en cuadro.

La raíz, las hojas y los granos son las partes de la bardana o Artium lappa, que se utilizan con fines terapéuticos. Esta planta florece en los meses de verano. La raíz se recolecta a partir de mediados de octubre al igual que la raíz de la planta diente de león, para después lavar, trocear y secar en lugar seco y aireado con una temperatura inferior a los 40ºC.

Propiedades de la bardana o lampazo mayor

Los principales componentes de esta planta medicinal están en su raíz que contiene un aceite esencial, reservas hidrocarbonadas en un 45% en forma de inulina, sales potásicas, resina y también sales de calcio y magnesio. En las semillas se encuentra un aceite graso además de glucósido arcitina.

El lampazo mayor tiene propiedades depurativas, analgésicas, sudoríficas, vulnerarias, hipoglucemiantes, diuréticas, pectorales y antisépticas, entre otras.

El reconocimiento de la bardana fue destacado durante el siglo XV cuando el rey Enrique III fue curado con esta planta del mal de sífilis, así desde entonces se la considera beneficiosa para tratar las enfermedades venéreas.

Investigaciones más modernas también demostraron que esta planta tiene una sustancia hipoglucemiante perteneciente al grupo de las vitaminas B12, y posiblemente al de la vitamina B6, es por eso que su uso se recomienda para la diabetes al hacer disminuir los niveles de glucosa en la sangre.

La bardana sirve para tratar el acné y las afecciones urinarias leves

En farmacia se emplea en forma de extracto o cápsulas (arkocápsulas bardana) porque la desecación de la bardana se estropea con facilidad dejando inerte a la planta.

Es muy importante tener en cuenta que la raíz seca de esta planta medicinal debe de ser sometida a la acción de los vapores del alcohol caliente para que conserve todas sus facultades y no se volatice o transformen sus componentes.

La revista Fitoterapia.net, una publicación científica dirigida a los profesionales de la salud interesados en los usos terapéuticos de las plantas medicinales, con relación a la bardana señala que: “La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba su uso tradicional para aumentar el flujo urinario, como adyuvante en afecciones urinarias leves, en pérdidas temporales de apetito y para el tratamiento de estados seborreicos de la piel”.

Las infusiones de las semillas de esta planta son diuréticas. Para las llagas y las ulceras, se pueden machacar hojas de bardana y se extienden por la zona afectada en forma de cataplasma.

Asimismo, su pulpa fresca se puede aplicar como uso tópico para el acné y la seborrea, ya que es una planta que puede utilizarse como legumbre silvestre. En el Japón y en ciertas partes de Francia consumen hervidas sus raíces que son de un sabor muy agradable, y las preparan como salsifís.

La raíz de la bardana es depurativa

La raíz fresca en decocción es depurativa en proporción de 40 gramos por litro de agua, manteniendo 10 minutos en ebullición, se puede tomar una cucharada cada 5 minutos hasta finalizar el litro. Esta misma decocción se puede aplicar en forma de loción capilar para la caída del cabello.

También se puede hacer un jarabe casero con el polvo de la raíz de la bardana, en un preparado sencillo de agua y azúcar a partes iguales, sin embargo es mejor emplear el extracto de la farmacia, pues como ya se indicó anteriormente, esta planta al secarse pierde parte de sus componentes.

Contraindicaciones de la bardana

Si se toma bardana durante el embarazo y la lactancia, lo mejor es informar de ello al especialista.

Del mismo modo las personas alérgicas deben consultar al especialista porque la bardana puede causar una reacción alérgica a quien es sensible a la familia de las Compuestas.

Otros nombres de la planta bardana

La planta bardana, entre otros nombres, también es conocida como sanalotodo, lamparaza, amores o hierba de los tiñosos.

Y como nombres científicos, además del Arctium lappa, igualmente tiene los de: Arctium minus, Arctium memorosum y Arctium tomentosum.

En euskera se la llama lapatz, en catalán bardanera y llapassa y en gallego y portugués pegamasso o herba dos namorados.

Si le gusta el artículo, puede usar el feedback para compartir en Twtter, Google+1 o Facebook.