Por su alto nivel de juego, la plantilla de lujo con la que cuenta y la experiencia de su director técnico, el equipo de futbol Barcelona vuelve a perfilarse como el rival a vencer en la Liga de Campeones. En sus afanes por refrendar el título de la Champions, el cuadro blaugrana deberá superar a escuadras poderosas, como el Manchester United, el Chelsea y los merengues del Real Madrid. Esta semana dará comienzo la fase de grupos de la Liga de Campeones de Europa, en esta nueva entrega del torneo más importante de clubes de soccer, a nivel mundial. El club Barcelona ha obtenido esta presea, en tres de las cuatro celebraciones más recientes.

Futbol como arte

Comandados por el argentino Lionel Messi -digno émulo del astro Diego Armando Maradona-, el Barsa realizó una auténtica obra de arte, en la final anterior de la Champions, al derrotar al Manchester United de Wayne Rooney y Javier “Chicharito” Hernández. En aquella ocasión, el marcador final fue de 3 goles por uno, pudiendo haber sido más abultada la goliza, por la superioridad de los “culés”, aun cuando el Manchester demostró gallardía al jugarse el todo por el todo, ante el mejor equipo de futbol del mundo.

Respeto y admiración

Los propios rivales del Barcelona reconocen el poderoso nivel de juego que tiene la escuadra blaugrana, aun cuando no es, por supuesto, un equipo invencible. El mencionado Wayne Rooney, uno de los mejores delanteros del futbol europeo, ha aceptado públicamente la admiración y respeto que le inspira el Barsa. De tal modo que no existe un cuadro tan favorito, a juicio de los especialistas, para lograr coronarse en mayo del 2012, en el Allianz Arena de Munich, sede de la próxima final de la Champions.

Hagan sus apuestas

El Barcelona de Josep Guardiola debutará el martes 13 de septiembre, en esta nueva entrega de la Champions, enfrentando a un histórico de las lides europeas, como lo es el equipo Milán. Este partido, seguramente hará recordar a los aficionados aquella gran final que se vivió, en el marco de este mismo torneo, en el año 1994, cuando los italianos dieron cuenta de los "culés" por 4 goles a cero. No obstante, mucho ha cambiado el entorno futbolístico desde entonces, y hoy por hoy, mientras el Barza parece imbatible, el Milán, en sus últimas participaciones en la Champions, no ha podido superar los octavos de final.