Hoy se ha jugado uno de los encuentros pertenecientes a la decimosexta jornada en Primera División entre el Barcelona y el Rayo Vallecano por el motivo de que los culés se encontrarán jugando el Mundialito de Clubes cuando se dispute esta jornada en España por lo que este partido ha sido adelantado para hoy martes.

El partido comenzó a las 21:00 con una muy buena entrada en el Camp Nou para ser entre semana y frente a un rival flojillo en comparación con el Barça, aunque los de Pep no se fiaban visto lo visto el sábado ante el Getafe en el Coliseum donde perdieron por 1-0.

El Rayo salió a presionar y a atacar

La propuesta de Sandoval fue valiente y funcionó durante la primera media hora de partido, incluso el Rayo se pudo adelantar mediante una ocasión de Michel que despejó Valdés cuando el balón se colaba por la escuadra de la portería culé.

Media hora fue lo que tardó el Barça en hacer el primero. Alexis encaró a la defensa del Rayo y desde el borde del área grande se perfiló para enviar el balón al palo contrario de donde estaba Cobeño que pese a la gran estirada no consiguió atajar el balón que pegó en el poste y se fue dentro de la portería adelantando así a los locales.

La sentencia del Barça llegaría antes del descanso. Diez minutos más tarde del primer gol, Alexis volvía a marcar el segundo de la noche tras cazar un rebote. Cuando el descanso sobrevolaba el Camp Nou, Villa fue el encargado de sentenciar el encuentro con el 3-0 en el minuto 44. El Rayo se llevó al descanso un resultado que no merecía, fruto de unos muy buenos quince minutos del Barcelona.

Messi también quiso su gol en esta noche de fútbol

La segunda parte comenzó igual que había terminado la primera, con un buen Rayo situado en el campo asfixiando la salida del Barça en el centro del campo. De nuevo, otro arreón y una nueva jugada del Barcelona llevó el cuarto al marcador, obra de Leo Messi que también quiso tener su gol en este encuentro frente al Rayo Vallecano.

Durante el resto del encuentro, el marcador no volvería a moverse, ya que el Rayo trataba de aguantar para no salir goleado del Camp Nou y el Barcelona por su parte ya pensaba más en su encuentro ante el Real Madrid por lo que ambos equipos se contentaron con el 4-0 que deja al Barcelona a tres puntos de los merengues con un partido más que el resto y al Rayo décimo con dieciséis puntos.